Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Esta aplicación pone el anonimato al servicio de su compañía

Esta aplicación pone el anonimato al servicio de su compañía

Verdict es una aplicación para clasificar con un «me gusta» o «no me gusta» fotografías que publican sus usuarios de forma anónima. Un sencillo sistema que podría transformarse en una gran herramienta para la prueba de nuevos productos.Leer más

Si bien crear una plataforma digital para que usuarios publiquen contenido con el único propósito de recibir ‘me gusta’ o ‘no me gusta’ puede parecer una idea poco original o trillada, Verdict, una aplicación que permite hacer precisamente esto, puede tener entre sus manos una oportunidad única para convertirse en el aliado de compañías que quieran probar sus productos a través de este sistema.

Aunque la aplicación, desarrollada por dos jóvenes de 18 años, fue creada con el propósito de que personas comunes y corrientes puedan compartir fotografías para recibir un veredicto acerca de lo que publican, hay un punto importante en la clasificación: Verdict cuenta con características que bien aprovechadas por una marca, pueden convertirse en una fuente inagotable de estudio y obtención de insights para la creación, desarrollo y lanzamiento de nuevos productos, Dado que los veredictos son anónimos, quienes publican las fotografías nunca sabrán quiénes dieron un veredicto y viceversa, por lo que las opiniones no están ligadas a quién está del otro lado de la pantalla.

verdict, like unlike, hot or not appVerdict, app, hot or not, like, photo sharing

La muestra de videos o fotografías que permiten aplicaciones como Snapchat o Instagram ha permitido a marcas y artistas tener un acercamiento más directo e íntimo con sus seguidores. Sin embargo, el hecho mismo de que sean usuarios e incluso amantes acérrimos de la marca en muchos casos, limita el uso de estas plataformas para probar o promocionar productos, pues suelen ser una ventana para mostrar el estilo de vida de la compañía, no sus productos ni sus anuncios publicitarios.

En el caso de Verdict, por el contrario, el anonimato y desvinculación directa de los usuarios podría extender el alcance de la marca a otros segmentos, pues, no se trata tanto de crear contenidos que detonen una mayor interacción, sino precisamente de lanzarse al abismo para preguntarle a la audiencia qué es atractivo y qué definitivamente no lo es. No es una pelea de popularidad, sino un espacio de confrontación con prospectos y clientes que bien orientado puede convertirse en una piedra angular para el desarrollo de estrategias de comunicación de marcas alrededor del mundo.

Lea también:

Palantir, el shazam de los videojuegos

¿Flagship, Experience o Pop-Up Store? El punto de venta se reinventa

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.