Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Claves para construir una aplicación

Apps ¿por qué son importantes y cómo crearlas?

Crear una aplicación para móviles se ha convertido en un imperativo para muchas compañías. Sin embargo, ante un mercado con una oferta tan abundante, se necesita una gran atención a los detalles para encontrar un diferencial.Leer más

Desde la llegada del Internet la industria de la tecnología ha enfocado una gran parte de sus esfuerzos a mejorar las interacciones que los usuarios tienen con dispositivos conectados a la red. Es en este camino que surgen los Widgets, botones para páginas web que buscan simplificar tareas como enviar un mail o almacenar una plataforma en la lista de favoritos y, la aparición de los teléfonos móviles, la creación de aplicaciones fue el paso a seguir.

La funcionalidad de las aplicaciones llevó a generar un nuevo mercado en el entorno tecnológico: el de las tiendas como el Apple Store o Google Play, favoreciendo no sólo el crecimiento del mercado de teléfonos inteligentes, sino también un enorme grupo de desarrolladores independientes que día a día están innovando para dar a las personas mejores juegos móviles, aplicaciones más útiles para su vida diaria y múltiples funciones que configuran una experiencia de usuario mucho más completa.

Este cambio ha llevado a varias compañías a adoptar las aplicaciones en ocasiones como núcleo de negocio, pero también han trascendido a ser parte fundamental de la estrategia de compañías por fuera del ambiente tecnológico.

Si usted está pensando en unirse al mercado de las aplicaciones para dispositivos móviles hay varios aspectos que debería tener en cuenta:

Cree un buen producto

Aunque pueda parecer un paso obvio, hacer una buena aplicación es mucho más que lograr un diseño atractivo. En cuestiones de desarrollo es distinto a crear una página web, teniendo en cuenta que un smartphone o una tableta requieren una aproximación totalmente distinta a la de un computador convencional.

Hay varios consejos o pasos que se deben tener en cuenta en el momento de crear una app:

  • Definir propósitos específicos: desde la concepción de la aplicación es importante tener en cuenta sus propósitos y desarrollarla de acuerdo con éstos, lo que implica determinar las acciones que se van a cumplir, los servicios que va a proporcionar y no añadir elementos de sobra. Al momento de planeación, un buen camino es identificar las funciones principales de la aplicación, o el núcleo de su existencia, pensando en el ‘por qué’. SI va a ser utilizada para realizar ventas, para conectar a usuarios o artefactos o para entretener. De ahí se construye el esqueleto y se definen las opciones primordiales.

  • No acelere el desarrollo: es vital para el éxito de una nueva aplicación su funcionamiento. El desarrollo debe ser llevado meticulosamente para que al momento de llegar al usuario final la aplicación no presente fallas, como salidas inesperadas o errores dentro de algunos comandos. Al estar bien elaborada es más probable que más personas la adopten y la recomienden.

  • El diseño es importante: la apariencia de una aplicación es la carta de presentación de una compañía, una marca o un servicio. Lograr un buen diseño significa pensar en hacer eficiente lo que se quiera lograr con el app, bien sea informar, realizar ventas o entretener. Es un buen ejercicio observar a la competencia, las tendencias de diseño dentro de su sector y adaptarlo a la imagen visual de su marca o emprendimiento.

  • Tenga en cuenta los dispositivos de destino: ni iOS ni Android son únicos. Desarrollar una aplicación para ambos es un una gran ventaja. Sin embargo, hay que tener en cuenta que también hay dispositivos distintos, como smartphones, tabletas e incluso computadores en los que debe funcionar la aplicación y ofrecer la misma experiencia al usuario. El proceso de construcción, si bien es similar para los distintos sistemas operativos, tiene elementos específicos en cuanto a programación y código, por lo que el dispositivo (o los dispositivos) de destino debe ser definido desde un primer momento para facilitar el desarrollo.

  • Ejecute prototipos: para desarrollar un buen producto la prueba y el error son elementos fundamentales del proceso. Antes de lanzar una aplicación al mercado es necesario probar su funcionamiento, hacer distintas versiones de prueba y asegurarse de que todo corra idealmente antes de que ésta esté disponible para el público.

Detrás de la aplicación

Además de planear la aplicación se requiere de una estrategia para lograr alcanzar una buena acogida entre el público objetivo. El éxito inicial de una aplicación está en el número de descargas que ésta tenga, ya que dependiendo de ese éste quedará bien posicionada tanto en el AppStore de Apple y en Google Play. Sin embargo, más allá de la cantidad de usuarios que la tengan en sus dispositivos, la longevidad que alcance en dispositivos y la frecuencia de uso determinan el triunfo de una aplicación. Para asegurar que sea visible y se difunda la voz es recomendable:

  • Diseñar una estrategia de marketing: detrás de una aplicación es importante que exista una estrategia de mercadeo que la impulse, que brinde sensaciones, experiencias o contenidos relevantes, bien sea a través de redes sociales, influenciadores o incluso contenido audiovisual, con el objetivo de lograr un número significante de descargas.

  • Tener en cuenta el engagement de los usuarios: es fundamental darle razones a los usuarios de la aplicación para no eliminarla de sus celulares o tabletas en un lapso corto de tiempo: crear actualizaciones constantemente, ofrecer nuevas características y una buena conexión entre marca-aplicación-plataforma de uso es una de las metas a cumplir.

  • Obtener retroalimentación constante: no basta con lograr un buen producto a los ojos de su creador. La opinión de quienes van a utilizarla constantemente es una muy buena guía para saber en qué aspectos trabajar para seguir mejorando. Tanto antes de lanzarla públicamente, como después de que esté establecida en el mercado, asegúrese de tener recursos para obtener la opinión de sus usuarios, de modo que puedan implementarse mejoras constantemente y asegurar una vida útil mucho más larga a la aplicación.

Crear una aplicación implica varios elementos, sus costos son variables y puede en ocasiones parecer un riesgo. Sin embargo, de frente a un futuro móvil es una gran opción para muchas marcas y emprendimientos. Cada día que pasa estamos más conectados, entre nosotros y con los dispositivos y gadgets que salen al mercado, y las aplicaciones son hoy por hoy la principal interfaz utilizada para lograr esa conexión.

Nos acercamos a pasos agigantados hacia un mundo en el que la interconectividad entre usuarios y dispositivos y la ubicuidad del Internet son inevitables, y es ahora cuando el sector de las aplicaciones va a empezar a ser de vital importancia, no sólo para compañías como Apple o Google, sino también para marcas de automóviles, que día a día desarrollan interfaces más inteligentes para los autos que construyen; para arquitectos que edifican obras públicas y edificios inteligentes; para marcas como Sony, LG y otras productoras de electrodomésticos, e incluso para el sector de la medicina, en el que la tecnología toma cada vez más importancia.

Desde la forma de conocer a otras personas, hasta la manera en la que interactuamos con nuestro vehículo, las aplicaciones se configuran como un nuevo lenguaje, que día a día va cobrar mayor importancia y que seguramente será definitivo para la configuración de comunidades y la formación y consolidación de la sociedad en la que vivirán futuras generaciones.

Imagen: shutterstock.com

También puede interesarle:

Diseño Modular: una nueva revolución tecnológica

Así será el futuro según Google

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.