Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Kiva, una plataforma de crowdfunding para sectores desfavorecidos

Kiva, una plataforma de crowdfunding que ayuda a los menos favorecidos

Kiva es una plataforma que simplifica los trámites de préstamo para personas de bajos recursos que quieren salir adelante con negocios propios. Sin codeudores, papeleo, ni intereses.Leer más

Kiva es una organización sin ánimo de lucro fundada en el 2005 “con la misión de conectar a las personas a través de préstamos para aliviar la pobreza”, afirma la página oficial. Gracias a Internet, y a una red de socios de campo: instituciones de microfinanzas, colegios y otras organizaciones sin fines de lucro, la plataforma permite a personas del común prestarle dinero (desde $25 dólares en adelante) a sectores desfavorecidos para ampliar las posibilidades de negocio alrededor del mundo.

La plataforma web trabaja en colaboración con distintos entes de la siguiente forma: los socios de campo, comprometidos también con el bien común, son conocedores de las necesidades de sus comunidades y están encargados de publicar en el portal los perfiles con videos e imágenes de quienes estén buscando un préstamo. Luego, los prestamistas inscritos en la página buscan en el sistema y eligen a quién quieren prestarle el dinero. Posteriormente el dinero es entregado de vuelta al socio de campo, quien de esta forma repone el dinero que ya ha sido entregado al destinatario.

Mientras el préstamo está vigente, el prestamista puede ver a través de la página de Kiva, videos e imágenes sobre el desarrollo del negocio que se esté realizando con ese dinero. Luego de que el dinero es devuelto, los colaboradores pueden decidir si quieren reinvertir la plata, retirarla por medio de PayPal o donarla a la organización.

Desde que Kiva está en funcionamiento, más de 989.324 miembros han prestado más de $473.277.150 dólares con un promedio de pago del 98.74%. La plataforma, presente en 72 países, incluido Colombia, cuenta con 219 socios de campo que hacen posible el acceso de los grupos menos favorecidos a los préstamos.

De acuerdo con lo anterior, los bancos ahora se muestran como entes que no ofrecen suficientes oportunidades para las personas menos favorecidas. Si de forma eficiente se puede conseguir el dinero necesario para crear o fortalecer un negocio ¿para qué acudir ahora a estas entidades? Los bancos se desdibujan como el único medio para conseguir fondos destinados a mejorar las condiciones de funcionamiento de pequeñas empresas familiares. La confianza que deposita en las personas plataformas como Kiva hace que ellos se comprometan a pagar los préstamos (préstamos con tasas de retorno que superan el 90%). Bajo esta perspectiva, los bancos, quienes a pesar de todo pierden millones en financiaciones que no son pagadas, deberían explorar nuevas formas de prestar dinero.

Juliana Price Albornoz
    Creo en la interacción humana como principio fundamental para existir. Hoy la web nos invita a participar y agruparnos construyendo espacios colaborativos para crear un mundo mejor. Si bien pertenezco a la era digital, me apasiona descubrir todos los días que la imaginación es un recurso inagotable que permite el desarrollo de ideas sorprendentes.