Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
7 características del pensamiento creativo

7 características del pensamiento creativo

La creatividad es una competencia imprescindible en nuestro mundo actual y es por esto que debemos analizar y entender cómo piensan y cómo actúan aquellos a los que conocemos como «creativos exitosos».Leer más

La creatividad es algo natural para el ser humano. Todos somos o podemos llegar a ser muy creativos, solo requerimos disponer de las actitudes y las aptitudes apropiadas para generar aquellos espacios «mágicos» donde ésta fluye libremente.

Es por esto que sin ánimo de promover o crear arquetipos ideales sobre las personas creativas, vamos a describir de forma general una serie de características que comparten todas aquellas personas que en algún momento han sido identificados como esos creativos exitosos; características que todos nosotros podemos tener o desarrollar en cualquier momento de nuestra vida.

1. Visión

El primer rasgo de un creativo exitoso es la visión, o su capacidad de pensar en grande, es decir, de ver lo que los demás no ven, de crear oportunidades donde los demás ven problemas.

Es muy importante que una persona creativa piense en grande porque existen un sinnúmero de personas y variables que posiblemente se van a encargar de atacar directamente y sin piedad todas sus ideas.

Esta característica puede verse reflejada incluso en el Moonshot Thinking, forma de pensamiento que deben tener los miembros del equipo de Google[X], el área de proyectos innovadores  y secretos de Google. Es increíble lo que logra una persona o un equipo de creativos que creen que pueden llegar a la luna, al infinito y más allá.

2. Responsabilidad

En un mundo y en una cultura donde el castigo, el control y la represión  son las herramientas que aseguran que se hagan las cosas, es muy fácil que todos nosotros caigamos en una zona de confort en la cual nos sometemos a las disposiciones, ordenes o ‘favores’ que nos dan nuestros jefes, asegurando que nuestra responsabilidad llega solo hasta ‘lo que me piden que haga’ y ‘lo que me están controlando y midiendo’.

Un creativo requiere un nivel muy alto de responsabilidad, tanto con su formación personal y profesional, como con la seriedad y respeto con el que trate a sus ideas, dedicándoles el tiempo que requieran para fortalecerlas o desechándolas cuando no estén alineadas con el objetivo de su responsabilidad.

La creatividad necesita, además, de cierto grado de autonomía, que como cualquier otra libertad, debe ser manejada con gran responsabilidad para no alimentar a los monstruos del paradigma del jefe que dice «si yo no lo veo trabajar, ¿cómo se si esta trabajando?».

3. Saber escuchar

Como en cualquier interacción entre dos o más personas, la comunicación toma un rol fundamental, de ahí que la capacidad de escuchar sea un elemento clave a la hora de no censurar o limitar la creatividad grupal.

Es importante entender y absorber el valor de cada idea y al mismo tiempo reconocer y escuchar atentamente a aquel que generó dicha idea. Esto permite entender su proceso creativo y valorar sus aportes dentro de un ejercicio de creatividad.

4. Buscar ayuda

El verdadero creativo entiende que la creatividad es un resultado tanto individual como grupal y que las nuevas perspectivas alimentan y hacen mucho más robustas las ideas o conceptos que se generen y se discutan en un ejercicio de co-creación. Por eso, es importante poder reconocer que no se puede ser el experto en todos los temas y apoyarse en otras personas para lograr un objetivo común.

5. Trabajo duro

Las personas creativas tienen muy claro que las ideas, los conceptos y los proyectos requieren de mucho trabajo, es decir, la capacidad de comprometerse, liderar y ver sus ideas y proyectos como si fueran sus hijos, y, en consecuencia, trabajar sin descanso, como lo haría cualquier madre o cualquier padre, para sacarlos adelante, para asegurar que puedan acceder a las mejores oportunidades durante su crecimiento y desarrollo. Sobre todo es importante trabajar duro para articular y defender aquellas ideas tan diferentes que pueden llegar a ser rechazadas por ser consideradas incoherentes o inviables.

6. Humildad

Todos aquellos que han sido llamados creativos exitosos comparten un rasgo adicional y ese rasgo es la humildad. Aquel que piensa que ya sabe todo lo que tiene que saber y conoce todo lo que debe conocer es aquel que deja de ser creativo, pues sin curiosidad y sin un deseo de aprendizaje constante, dejamos de observar y de sorprendernos con lo que el universo tiene para ofrecernos.

Albert Einstein incluso, uno de creativos más reconocidos y exitosos de la historia, afirmaba que «lo más importante es nunca dejar de preguntar, la curiosidad tiene su propia razón para existir». Es precisamente aquel que pierde su humildad y que piensa que ‘se las sabe todas’ quien deja de buscar preguntas al pensar erróneamente que posee todas las respuestas.

7. Gratitud

El agradecimiento es esa capacidad de reconocer el valor que le aportan los demás y de agradecer a otra persona por generar una idea o por realizar una crítica constructiva. Esta característica diferencia a los creativos de las otras personas: un creativo exitoso sabe que muchas veces lo que lo lleva al éxito es una mezcla de su capacidad de pensar en grande, de ser responsable consigo mismo y con los demás, de sus habilidades de comunicación y de escucha, de su sensatez para pedir apoyo a los demás, de su disposición a trabajar igual o más duro que cualquiera, y su habilidad para entender que el final de un ciclo es solo el comienzo del siguiente y que siempre deberá ser agradecido, porque si fue exitoso disfrutará de los beneficios y si fracasó aprovechará esos conocimientos y experiencias para iniciar de nuevo con más experiencia.

Imagen: Shutterstock

Articulo de referencia: How Does successful creatives think By. Innovation Excellence

También puede interesarte

5 charlas TED para detonar su creatividad

4 Lecciones para aproximarse al User Generated Content

Luis Miguel Guerrero
    Consultor en innovación empresarial con más de 6 años de experiencia en el diseño y la implementación de modelos y sistemas de gestión de la innovación para la gran y mediana empresa de los sectores de manufactura y servicios. En su carrera ha tenido experiencia en la gerencia de proyectos y la gestión de portafolios de innovación, diseño de nuevos productos y creación de empresas.