Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Innovar y bajar de peso, ¿por estética o por convicción?

Innovar y bajar de peso, ¿por estética o por convicción?

La innovación dentro de las empresas es un fenómeno muy interesante que se asemeja mucho al boom de lo natural, de lo saludable y de todo lo que te promete ayudarte a 'Bajar de Peso'.Leer más

Por más de siete años me acostumbre al sobrepeso y que sin darme cuenta paso a la obesidad, tal cual como le pasa a muchas empresas que poco a poco se van engordando, llenando de procesos, de iniciativas y de gente; compañías que por querer estar en todo al final no están en nada, organizaciones que al estar literalmente ‘obesas’ optan por la solución rápida y fácil: quitar todo el exceso de grasa. Lastimosamente en estos casos la grasa termina siendo el grupo de fieles colaboradores sometidos a un odioso recorte de personal.

Como todos los problemas del ser humano y de las compañías, siempre existe algo que genera un punto de quiebre y que genera que la persona o la empresa sienta una necesidad de cambio.

Ese fue mi caso con el tema de la obesidad y es el caso de muchas organizaciones cuando de innovación se trata. El primer paso es entender qué tanto ha permeado en la persona o en la empresa las consecuencias del problema. En mi caso particular fue hace un poco más de un año cuando llegó el momento en que identifique que algo no estaba bien y que debía cambiar realmente mi estilo de vida si quería obtener efectos positivos. Lo mismo ocurre en las compañías. Un proverbio oriental dice ‘Es absurdo continuar siempre haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes’. Vemos grandes marcas quebrar todos los días, simplemente por rehusarse a cambiar, a mejorar e incluso a innovar para sobrevivir en un entorno competitivo que cada día se vuelve más exigente.

Fue entonces que decidí que mi vida necesitaba un cambio y al igual que todas las personas que deciden ‘bajar de peso’ evalué todas las posibles opciones y caminos que tenia para hacerlo, algunos más rápidos que otros; al igual que aquellas organizaciones que decidieron montar un equipo de Calidad y al mismo un equipo para el sistema de gestión integral y otro para los temas de seguridad y otro para la excelencia operacional y uno más para la innovación, en fin muchas personas trabajando en cumplir distintos objetivos, compitiendo por los mismos recursos y por la prioridad estratégica dentro de la misma empresa.

En definitiva las personas y las compañías deciden remover de manera directa e inmediata lo que consideran que está ‘sobrando’. Son estos mismos individuos y estas mismas empresas las que en algunos casos vuelven a recuperar grasa e inclusive a aumentar de peso en un santiamén, simplemente porque al finalizar la famosa ‘dieta’ vuelven a antiguos hábitos y costumbres.  A las organizaciones les sucede esto: hacen los famosos recortes de personal; posteriormente llega una iniciativa y muchos nuevos proyectos, que no tienen prioridad ni estrategia que los regule.

La clave está en entender qué quiere lograr la empresa al aplicar la innovación. Si el objetivo es que la gente hable de su labor, déjeme decirle que no va a lograr un cambio, simplemente va a tener subidas y bajadas con aquellos proyectos que le permitan generar algunas ganancias y que le permitan ser reconocido como la empresa más innovadora, por un momento.

En cambio si su objetivo al incorporar la innovación en su compañía es el de limpiarla de impurezas, realmente analizarla para ver sus fortalezas y debilidades y realizar un cambio significativo, iniciar un proceso de cambio cultural que haga que la innovación sea una realidad logrará tener un organismo saludable, al haber cambiado hábitos, costumbres y después de entender que la forma de ser fuertes es cambiando definitivamente y no solo por un periodo de tiempo.

Esto requiere disciplina, empeño y entusiasmo, a pesar de las dificultades y a pesar de que el entorno competitivo ya no promueve la ley del más fuerte sino lo que decía Charles Darwin: ‘Quien sobrevive no es el más fuerte ni el más inteligente, sino el que se adapta mejor al cambio’. Es por esto que ahora vemos miles y miles de avisos y de nombres de empresas que incluyen la palabra innovación; sabiendo que son pocas donde ésta realmente se aplica como estrategia, herramienta de generación de valor y una ventaja competitiva. El tipo de compañías que se destacan en listados importantes son las que han logrado que la innovación sea parte de su cultura organizacional, que innovan por salud y, sobre todo, innovan por sobrevivir en un entorno exigente y lleno de enfermedades.

Finalmente, si usted decide implementar la innovación en su organización por favor hágalo totalmente convencido y con la ayuda de un experto, un consultor o especialista que entienda que no existe una formula mágica para todos, que cada empresa es diferente y se debe crear un plan hecho a la medida.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Te gusta la innovación empresarial? ¡Síguenos!

Imagen: myurologydoctor.files.wordpress.com

También puede interesarle:

Worksurfers, un modelo de trabajo que no tiene fronteras

4 modelos de trabajo que están revolucionando las organizaciones

Luis Miguel Guerrero
    Consultor en innovación empresarial con más de 6 años de experiencia en el diseño y la implementación de modelos y sistemas de gestión de la innovación para la gran y mediana empresa de los sectores de manufactura y servicios. En su carrera ha tenido experiencia en la gerencia de proyectos y la gestión de portafolios de innovación, diseño de nuevos productos y creación de empresas.