Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Calles magnéticas facilitarían movilidad de carros auto-tripulados en el futuro

Volvo diseña revolucionaria tecnología para carros autónomos

La fabricante sueca desarrolló un proyecto que consiste en crear carreteras magnéticas que guíen el camino a los carros autónomos.Leer más

A lo largo de los últimos años, las distintas compañías fabricantes de automóviles se han preocupado por desarrollar vehículos autónomos integrados con cámaras, GPS y sensores para que puedan trasladarse de manera efectiva, sin la intervención de la mano humana.

Sin embargo, hasta el momento ninguna empresa ha propuesto transformar la infraestructura de las calles con el fin de que los carros auto-tripulados puedan desplazarse sin complicaciones y de manera sistemática.

Pues bien, la fabricante sueca de vehículos dio a conocer su último experimento en cuanto a carros autónomos, que consiste en la instalación de imanes en las calles que orienten la dirección de los carros.

Lea también: The Hybrid Air, el carro impulsado por aire

Tecnología de calles magnéticas. Imagen: ctvnews.ca

Tecnología de calles magnéticas. Imagen: ctvnews.ca

Según un artículo de CTV News, el sistema ya fue probado por Volvo, en asocio con la Administración de Transporte de Suecia en un tramo de 100 metros, donde se instalaron imanes de 40 x 15 milímetros, a 20 centímetros por debajo de la superficie.

«Los imanes crean un ‘ferrocarril’ invisible que iguala el camino para que, literalmente, haya una distancia entre vehículos de menos de un decímetro. Hemos probado la tecnología en una variedad de velocidades y los resultados hasta ahora han sido prometedores» aseguró Jonas Ekmark, líder en seguridad preventiva de Volvo a CTV News. .

La nueva propuesta de Volvo hace parte de las pruebas piloto que realizará en Gotemburgo, Suecia, donde planea poner 100 vehículos autónomos en las calles de la ciudad, para comprobar su desempeño en el ambiente real del tráfico.  

Insertar miles de imanes en las avenidas de todo el mundo para garantizar que los carros auto-tripulados funcionen de manera óptima puede ser una tarea ardua y costosa. Sin embargo, la idea de Volvo puede aplicarse también a los vehículos tradicionales, pues brinda la posibilidad de garantizar que no chocarán aunque estén ‘pegados entre sí’ y además, se podría optimizar el espacio de las calles, al aumentar el número de carriles, y por efecto colateral disminuir el tráfico en las principales ciudades del mundo.

Imagen: Calle de Shutterstock

Lea también:

Navia, el primer carro autónomo del mercado

X-Echange, un carro auto tripulado para trabajar y divertirse

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.