Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Cómo fomentar en los niños el uso responsable de la tecnología

Cómo fomentar en los niños el uso responsable de la tecnología

Fomentar hábitos de buen comportamiento en nuestros hijos no solo es necesario en los ámbitos más cercanos, sino también en su desempeño con las tecnologías actuales, no solo de cara a las demás personas con quienes interactúen sino para ellos mismos.Leer más

Las generaciones de niños de hoy viven inmersos en los avances tecnológicos, por lo que se adaptan a ellos con una facilidad envidiable para la mayoría de adultos.

De todos es sabido que cualquier nueva tecnología que modifica nuestros hábitos puede tener usos muy perjudiciales, tanto para el usuario como para quienes están en su entorno. Por lo que es imprescindible que los padres inculquemos a nuestros hijos un uso responsable de la tecnología.

Las reglas también son necesarias en lo relativo a Internet.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (conocidas como TIC) son las más influyentes en las nuevas generaciones. A través de ellas, los niños y jóvenes no solo perciben el mundo y se forman una imagen de él, sino que además se relacionan con el mundo, con los otros niños de su entorno y sus familiares.

La mayoría de avances tecnológicos que llegan a los usuarios convencionales, giran alrededor de las TIC, siendo Internet el soporte y el eje de la mayoría de novedades.

Internet es hoy en día, un ámbito más, como la familia, la escuela o el vecindario. Los niños y adolescentes forman su personalidad en todos los ámbitos, la proyectan en todos ellos, e Internet no es una excepción.

Nadie recomendaría una ausencia total de normas para educar a los hijos; sabemos que son necesarias las normas en la escuela, en la calle, en casa… Y también en Internet.

Las primeras normas son las relativas a la cantidad de tiempo que se pasa en la red. Del mismo modo que no permitiríamos a nuestros hijos pasar demasiado tiempo fuera de casa o con sus amigos, hemos de controlar el tiempo que está conectado, algo que puede ser más complicado de lograr si tiene un teléfono móvil con conexión a Internet.

Asimismo es imprescindible controlar los contenidos a los que accede y que el uso de las TIC no es dañino para él ni para otros.

A este respecto, es vital que los padres tengamos en cuenta que a través de las TIC se intensifica uno de los problemas más graves de la educación hoy en día: el acoso escolar o bullying.

33_iStock_000076004131_Large1-793x496

La tecnología como utilidad y no como finalidad.

La adicción que algunas personas tienen a poseer los dispositivos tecnológicos de última generación muestra una visión muy particular acerca de la tecnología, donde esta deja de ser una herramienta para convertirse en una finalidad.

Es necesario fomentar en nuestros hijos esa visión de tecnología a nuestro servicio y no al revés. Los aparatos que podamos comprar o utilizar han de ser valorados por su utilidad y no exhibidos como una prueba de estatus social o económico. Si cayeran en esta última concepción, además de no aprovechar las verdaderas posibilidades de la tecnología a su servicio, su relación con ella sería superficial y malsana

Igualmente, en la utilización de redes sociales, webs, blogs e Internet en general, hay una serie de criterios y usos que aunque no son de obligado cumplimiento, facilitan que la red de redes sea un ámbito mucho más agradable para todos.

El conjunto de reglas a las que nos referimos recibe el nombre de Netiqueta. Esta compilación de normas de uso y comportamiento recoge, por ejemplo, hábitos que facilitan el reconocimiento de la originalidad de los contenidos y los créditos a los autores de los mismos así como la mejor forma de compartir esos contenidos.

El conjunto de reglas se ha ido definiendo por el uso y es bueno conocerlas, ya que en la mayoría de los casos no son más que las normas básicas de urbanidad que respetamos en nuestra vida fuera de la red, pero trasladadas al ámbito online. Algunas de ellas son tan conocidas que ni nos damos cuenta de que son “norma”, como, por ejemplo, no usar las mayúsculas si no es estrictamente necesario, ya que se identifican con gritar a los demás usuarios.

Fomentar hábitos de buen comportamiento en nuestros hijos no solo es necesario en los ámbitos más cercanos, sino también en su desempeño con las tecnologías actuales, no solo de cara a las demás personas con quienes interactúen sino para ellos mismos.

 

iStock_41132114

Imagen: iStock.com 1,2,3

También puede interesarte:

SEL, una metodología de aprendizaje basada en la empatía

Los 9 modelos educativos más destacados del mundo

María José Madarnás
    Escritora profesional y traductora de inglés a español. Con experiencia en el área de las nuevas tecnologías, las redes sociales y el diseño gráfico y web. Siempre en la búsqueda de nuevos conocimientos para crecer en el entorno profesional.