Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Maker Movement, una nueva cultura de invención, innovación e intercambio

Maker Movement, una nueva cultura de invención e innovación

El denominado ‘Maker Movement’ es una tendencia mundial que está dando sus frutos. Las personas se han empoderado de la tecnología y de la innovación y ahora es más claro que nunca que dentro de todos nosotros hay un ‘maker’.Leer más

‘Maker Movement’, dos palabras que describen una de las tendencias que está redefiniendo la relación de la sociedad con la tecnología: las innovaciones tecnológicas ya no son creadas única y exclusivamente por grandes fabricantes y compañías multinacionales. Cada individuo cuenta hoy con las herramientas y las posibilidades para crear sus propios productos.

La comunidad Maker empodera a las personas a través de la innovación y el conocimiento abierto, de modo que sus adeptos tengan la posibilidad de recrear productos, y hacer realidad sus ideas sin incurrir en grandes inversiones. Todos son innovadores y todos comparten qué, cómo y por qué crean.

Filosofía

El énfasis del movimiento es aprender a través de la experiencia. Y aunque tiene como estandarte el concepto del DIY (Do It Yourself: Házlo tú mismo) promueve el trabajo en equipo, la obtención y producción de conocimiento en comunidad y la anulación del  individualismo en pro del DIWO (Do It With Others: Házlo con otros).

El ‘Maker Movement’ busca catapultar la investigación para nuevas aplicaciones de tecnología en computación, diseño, robótica, entre otras disciplinas, y quiere lograr que la interacción entre las personas suceda más allá del plano virtual; por ello se llevan a cabo encuentros y jornadas de innovación en espacios compartidos como oficinas de co-working y ‘hackspaces’.

DIY hazlo tú mismo

¿Qué se necesita para ser un maker?

En principio todos podemos ser creadores de algo extraordinario, pero depende de nosotros mismos explotar nuestra creatividad, materializar nuestras ideas, informarnos, educarnos, aprender y trabajar en comunidad.

Crear

Éste es el principio fundamental del movimiento. Grandes inventos han surgido de los garajes de mentes creativas que se atrevieron a pensar distinto y a aplicarlo a una actividad tangible. No sólo se trata de planear, se trata de tomar acciones que pueden impulsarnos hacia el progreso. Dar el paso del ‘pensar’ al ‘hacer’, unirse a otros y crear son las principales consignas.

Quirky, por ejemplo, es una plataforma que maximiza el poder creativo de las personas al unir en una comunidad inventores y desarrolladores de diferentes partes del mundo a través de ejercicios de co-creación con un único objetivo: inventar. Las ideas de ‘makers’ y creadores son revisadas por un panel de expertos en tecnología y desarrollo de productos que cada semana aprueba de dos a tres proyectos para realizar y llevar al mercado.

quirky comunidad co-creación

Sesiones de participación en las oficinas de Quirky. Imagen: www.popularmechanics.com

Aprender

La constante renovación y adquisición de conocimientos es fundamental para crear. Bien sea en diseño de aplicaciones, programación o inclusive ingeniería básica, es importante estar en constante exposición y disposición para aprender nuevas cosas en el camino, teniendo siempre en cuenta que sobre lo aprendido se debe trabajar y experimentar.

Con el auge del movimiento surgieron portales dedicados a compartir el conocimiento que makers de todo el globo producen. Un portal conocido es Instructables, una plataforma que contiene tutoriales para hacer prácticamente cualquier cosa en varias categorías incluyendo por supuesto una dedicada a la tecnología. También está el caso de Adafruit, una comunidad online fundada en el 2005 con el objetivo de crear el mejor espacio online para que makers de todas las edades y niveles de habilidad puedan aprender sobre desarrollo en tecnología.

Compartir

Dos cabezas piensan mejor que una y cuatro manos trabajan mucho mejor que dos. Bajo ese precepto se han creado comunidades de creadores como The Maker Effect Foundation, una plataforma dedicada a compartir ideas innovadoras para ‘makers’ de todo el mundo.

Construir conocimiento en comunidad no tiene sentido si éste no puede ser intervenido, alimentado, modificado y replicado por otros.

No sólo se trata de compartir lo que se ha hecho, sino también los aprendizajes que han dejado los errores y las dificultades. El trabajo en comunidad ha logrado que hoy en día tengamos geniales iniciativas de software abierto que hacen posible que otras personas trabajen sobre lo que otros ya han creado: valga el ejemplo de DevArt de Google o iniciativas de hardware abierto como Raspberry Pi y Arduino que proporcionan herramientas importantes para creadores alrededor del mundo.

Comunidad maker

Mini Maker Faire, organizada por la revista Make. Imagen: coherecommunity.com/

Llenar la caja de herramientas

Para crear no solo se debe tener acceso a las herramientas adecuadas, sino también crearlas y ponerlas a disposición de otros para que puedan usarlas: microcomputadores, plataformas web, APIs, códigos abiertos, entre otros.

La revista MAKE, por completo dedicada al Maker Movement, tiene una gran sección en la que se provee información sobre varios artículos útiles para crear y da la opción de compra o adquisición a través de su plataforma, el MakerShed.

Jugar

¿Qué mejor manera de explotar la creatividad que jugando? No importa que se piense en un robot para cepillar los dientes o en un localizador para mascotas, las herramientas están ahí.  El juego es el principal detonante de la innovación.

Con esto en mente se han desarrollado productos como «LEO: The Maker Prince», un libro que aprovecha la narrativa para introducir a niños y adultos a la impresión 3D y que les permite imprimir a algunos de sus personajes.

LEO The Maker Prince

LEO, The Maker Prince. Imagen: Cortesía Carla Diana

Participar y Apoyar

La tecnología no es lo único importante para la comunidad Maker. Los encuentros, discusiones y comunidades no sólo existen en el plano digital o en una pantalla, sino también en eventos, conferencias, días dedicados a la invención, clases, y otros espacios de encuentro.

Creadores de piezas de hardware abierto como RaspberryPi y publicaciones como Make, organizan eventos dedicados a compartir conocimiento. Pero aparte de esos eventos, también se han creado plataformas como la de Radioshack, RadioshackDIYen la que se invita a makers a mostrar sus proyectos creados con artículos y piezas compradas en sus tiendas.

Cambiar

El cimiento del ‘Maker Movement’ es el cambio, empoderarse de él y hacer parte activa en la innovación. Pero más allá de cambiar un código que transforme un programa o produzca un movimiento en un robot, se trata de cambiar la mentalidad, de dirigirla hacia el trabajo en equipo y de entender que las ideas cuando se comparten y se desarrollan en comunidad pueden crecer más y de mejor manera que cuando se guardan en un cajón.

Imágenes: Personas y Heramientas, DIY, e Inventor en Shutterstock.

Lea también:

Kano, un computador para construir en casa

 

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.