Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
The First Fund: un nuevo modelo de financiación universitaria para toda la familia

The First Fund: un nuevo modelo de financiación universitaria para toda la familia

The First Fund es un modelo de financiación universitaria que además de brindar becas para los estudiantes, educa a los padres o acudientes en planes de ahorro e inversión a largo plazo. ¿Puede funcionar en América Latina?Leer más

Creado por Max Yoder, graduado de la Universidad Bloomington de Indiana, Estados Unidos, The First Fund propone que las becas sean otorgadas no sólo a los estudiantes que estén cursando la secundaria, sino también a los pequeños que se encuentran en primer grado. “Si la gente no habla de la universidad mientras uno crece, es mucho más difícil el camino. Pongamos la universidad en la mesa, donde no estaba antes” dijo Yoder en una entrevista a Fast Company.  

El primer paso consiste en que los profesores de primer grado nominen, puede ser a través de la página oficial, a uno o varios estudiantes que merezcan la beca universitaria a futuro y que no tengan suficientes recursos económicos. Seguido a esto, se evalúa a los nominados y se selecciona a los beneficiados. Además de ofrecer las becas a los estudiantes, The First Fund cuenta con 529 planes de ahorro que destina a los estudiantes y a sus padres o acudientes, en donde hace una inversión inicial de $1.000 dólares. A partir de ahí, el programa se encarga de educar a las familias sobre estrategias de ahorro e inversión, con la esperanza de acelerar el crecimiento y la madurez de los planes de ahorro otorgados.

El objetivo más importante de The First Fund, además de recibir donaciones voluntarias para entregar las becas, es cambiar la percepción que los padres tienen sobre la educación y que éstos se comprometan con el futuro de sus hijos con la ayuda del programa.

Uno de los riesgos que corre el modelo es que los niños al terminar la secundaria decidan que ir a la universidad no es una buena opción y no utilicen la beca. Pero es un riesgo que según Yorder vale la pena correr porque, al fin y al cabo, The First Fund quiere concienciar crear conciencia acerca de las infinitas posibilidades que tiene una persona para desarrollarse en la vida.

Oportunidades para América Latina y Colombia

Aunque en América Latina, y en especial en Colombia, hay programas de financiación para la educación superior, no existen modelos como The First Fund que propone no solo beneficios para el estudiante sino también para el núcleo familiar.

Fuente de la imagen: http://www.un.org/News/dh/photos/large/2012/November/11-26-unesco-education2.jpg

Fuente de la imagen: http://www.un.org/News/dh/photos/large/2012/November/11-26-unesco-education2.jpg

Los planes de financiación y las becas otorgadas por las universidades públicas y privadas de Colombia se le otorgan al estudiante cuando se encuentra en el bachillerato o cuando ya hace parte de la institución. El sistema funcional de becas ICETEX ha sido un recurso para asegurar el ingreso y la permanencia en la educación superior de los estudiantes recién graduados, pero no asegura que el gran porcentaje de colombianos graduados sigan estudiando después del colegio. Según un artículo del Banco Mundial, en el 2010 sólo el 37% de los jóvenes que se graduaron de bachillerato ingresaron a la universidad.  

Por su parte, Global Education es una compañía que ofrece un servicio de ahorro por cuotas que contribuye al desarrollo de las nuevas generaciones. Esta empresa propone a los padres pensar en el futuro de la educación de sus hijos desde que nacen, con programas de pregrado que ofrecen la oportunidad de pagar la universidad antes de que los niños terminen el colegio. A los beneficiarios de este plan les debe faltar mínimo 6 años para iniciar su pregrado, para que la compañía haga un estimado de cuánto costará la universidad y así los padres puedan pagar dicha suma antes de que sus hijos se gradúen. Aunque este programa ponga en “la mesa a la universidad” desde que los beneficiarios están pequeños, e incentive el ahorro, no ofrece becas como tal y es un plan que sólo pueden adquirir familias que tengan ingresos seguros y hábitos de ahorro ya muy marcados, no familias de escasos recursos.

Los modelos de financiación y de becas que existen en nuestro país cuentan con muchas opciones para facilitar el ingreso a la educación superior, pero la mayoría de estos modelos requieren pago de cuotas e intereses que las familias de bajos recursos no tienen cómo cubrir. Además, no se preocupan por educar a las familias en ahorro e inversión como lo ha hecho el modelo de Yoder. Uno de los mayores problemas es que los padres o acudientes no ahorran y no invierten en la educación de sus hijos porque sencillamente no lo saben hacer.

Es por esto que iniciativas como The First Fund proponen un modelo innovador que deberían acoger otros países para concienciar a las familias sobre la importancia que tiene el estudio en el futuro. En Colombia está comprobado que un colombiano con título profesional o técnico gana 3,5 veces más que una persona que sólo haya completado el bachillerato y una con maestría puede ganar hasta 8 veces más.

Fuente imágenes:

thefirstfund.org (Captura de pantalla) 

.un.org/News/dh/photos/large/2012/November/11-26-unesco-education2.jpg

 

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.