Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Conozca la escuela más innovadora de programación web en el mundo

École 42, la escuela para los programadores del mañana

École 42 es una escuela de programación web que propone un modelo educativo revolucionario, en donde no existen profesores ni aulas de clase y es completamente gratis.Leer más

École 42 es uno de los experimentos educativos más ambiciosos que se han llevado a cabo para formar a la próxima generación de desarrolladores, programadores, diseñadores web, arquitectos de software, administradores de red, entre otros, promoviendo  aspectos fundamentales como la apertura al conocimiento, la pasión por las tareas realizadas y la ambición por lograr grandes cosas.

Xavier Niel, fundador y socio mayoritario de la compañía de telecomunicaciones francesa ISP Free, fue el creador de la idea. Para hacer realidad este sueño, Niel donó alrededor de 70 millones de euros que fueron destinados a la construcción de un edificio propio, la compra de cientos de computadores y la infraestructura de red necesaria.

Lea también: Programación Web, una competencia indispensable para el futuro

École 42 cuenta con un programa que dura aproximadamente tres años y es completamente gratuito, en donde los alumnos deben resolver una serie de retos que van aumentando de complejidad a medida que se vayan cumpliendo. Esto debe realizarse en la sede de la escuela, llamada el ‘Corazón del Código’, un edificio ubicado en París de 4.242 metros cuadrados al cual los estudiantes tienen acceso las 24 horas los siete días de la semana.

Nicolas Sadirac, director de École 42. Imagen: /venturebeat.com

Nicolas Sadirac, director de École 42. Imagen: /venturebeat.com

Los más de 40 docentes que hacen parte de École 42 únicamente brindan unos lineamientos sencillos sobre el desafío que se debe realizar al comenzar cada proyecto, dejando que el resto del proceso de aprendizaje lo realicen los estudiantes de manera autónoma o en colaboración con otros compañeros y con el apoyo del Internet. Este equipo de instructores son una ‘supervisión educativa’, más que una ‘figura autoritaria que posee todo el conocimiento’.

Aunque para ingresar a École 42 no es necesario pagar una matrícula o haberse graduado del bachillerato, el proceso de selección es riguroso y de alta exigencia y exige que los aspirantes tengan entre 18 y 30 años .

Según un artículo de Venture Beat, el año pasado se presentaron alrededor de 70.000 personas de las cuales fueron escogidas 4.000 a quienes se les dio la oportunidad de experimentar la escuela y la metodología y acercarse al mundo de la programación web, con el objetivo de que el equipo de École 42 pudiera identificar los perfiles más proactivos, motivados y más calificados para el programa. Al finalizar esta prueba, se seleccionaron 890 alumnos que iniciaron sus clases en noviembre de 2013.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

École 42 sin duda alguna tiene el potencial de convertirse en una escuela de programación web que transformará la manera cómo se enseñan ciencias computacionales, pues empodera a los estudiantes con los equipos y las habilidades necesarias para que sean ellos mismos los que decidan qué conocimiento adquirir y en qué momento cumplir con las metas propuestas.

La escuela francesa es una propuesta revolucionaria que no solo abrirá las puertas a nuevas metodologías de enseñanza, sino que le apuesta a un futuro donde la educación sea de calidad y accesible a todos. Si bien aún École 42 está en etapa de crecimiento y consolidación, no faltará mucho para que sea catalogada como una de las escuelas de ingeniería y computación más innovadora del mundo.

¿Te gusta la programación web? ¡Únete a nuestra comunidad!

Imagen: Computadores de Shutterstock

Lea también:

Coder Dojo, una escuela global de código y programación web

Los 11 colegios más innovadores del mundo

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.