Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Programación Web, una competencia indispensable para el futuro

Programación Web, una competencia indispensable para el futuro

Crear un código y saber de programación web se han convertido en requisitos fundamentales en la nueva era del aprendizaje. A continuación compartimos un panorama de las iniciativas que tienen como objetivo enseñar sobre ciencias computacionales.Leer más

En los últimos años, la programación web se ha convertido en un asunto tan importante en la educación como la lectura, la escritura o el aprendizaje de un nuevo idioma. Ya no basta con saber utilizar las aplicaciones móviles, los sitios web y los videojuegos, sino también tener conocimiento sobre cómo se crean los softwares que usamos y las páginas web que visitamos a diario.

Lea también: Un libro ilustrado enseña a los niños a programar

En una lista de los 6 trabajos mejor pagos en el futuro realizada por Forbes, se encuentran empleos como ‘Hacker Ético’ o ‘Desarrollador Web’. Así mismo, en un ranking de los mejores empleos del mañana, también es posible encontrar a los ‘Desarolladores de Sistemas de Software’, los ‘Analistas de Sistemas Computacionales’ o los ‘Desarroladores de Software para Aplicaciones’. Esto solo demuestra que la programación web no solo debe ser vista como una oportunidad para las instituciones educativas, sino como una prioridad para los procesos de formación de cualquier niño.

‘Hour of Code’ es una de las iniciativas que desde el año pasado ha fomentado el aprendizaje de esta disciplina. Este proyecto, que invita a todos las personas a intentar crear un código al menos una hora al día, fue creado por Code.org, una organización que tiene como objetivo ampliar la participación de la educación en las ciencias computacionales y ofrecer las herramientas necesarias para que los docentes puedan integrar la programación web en sus currículos y para inspirar a sus alumnos a que aprendan a crear código.

La iniciativa contó con el respaldo del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien invitó a todos los norteamericanos a aprender sobre las ciencias computacionales; una invitación que refleja que la programación web no solo se está consolidando como una competencia fundamental para el futuro, sino también como un ingrediente de las políticas públicas.

Academias virtuales para los programadores web del futuro

El posicionamiento de la programación web como un asunto prioritario para niños y adultos, ha dado origen a diferentes escuelas en línea que buscan incentivar el aprendizaje y mejorar la formación de quienes quieren aprender o trabajar en el tema. 

Una de las escuelas online más reconocidas a nivel mundial es Code Academy, que ofrece, de manera gratuita, la oportunidad de aprender a diseñar sitios web, crear aplicaciones y desarrollar videojuegos. Code Academy brinda la opción de aprender diferentes lenguajes de programación, bien sea Java, Ruthy o Phyton, entre otros.

Por su parte, Code School, es una escuela online que brinda cursos virtuales enmarcados en cuatro grandes categorías, según el lenguaje de programación web que el estudiante quiera aprender: Ruby, Java, HTML y iOS. Code School busca que sus alumnos aprendan haciendo, por eso enseña a través de lecciones interactivas, desafíos de codificación y screencats, donde se puede ver en tiempo real los resultados del código creado.

Imagen de previsualización de YouTube

Tree House es una escuela virtual que está enfocada en mejorar y desarrollar las habilidades de sus más de 58.000 estudiantes, quienes en su mayoría son adultos que buscan adquirir nuevos conocimientos para mejorar su rol en una compañía o para conseguir trabajo. Cada alumno de Tree House puede medir su proceso de aprendizaje y cumplir una determinada meta de puntos, según vaya pasando cada lección. En Tree House se encuentran cursos para convertirse en un diseñador Web o un desarrollador de Android, WordPress, iOS.

Otra de las escuelas online más reconocidas por enseñar sobre programación web es Udacity, que cuenta con cursos sobre ciencias computacionales, avalados por empresas especializadas en tecnología como Google, AT&T, Autodesk, entre otras, que le brindan a los estudiantes certificados que acreditan sus logros. 

En cuanto a Latinoamérica, se destaca el caso de Acámica, una escuela virtual que promete convertir a sus alumnos en los próximos Mark Zuckerberg del mundo, con cursos orientados a tecnología, negocios y habilidades personales. Así mismo Oja.la, un MOOC que ofrece diferentes cursos relacionados con la programación y desarrollo de aplicaciones para Android y iOS.

Un asunto de mujeres

Una iniciativa llamada Girl Develop It busca motivar a las mujeres a aprender sobre programación web, a través de charlas y tutorías presenciales dictadas por expertos. ‘Girl Develop It’ tiene presencia en diferentes ciudades como Chicago, Detroit, Miami, San Francisco y recientemente en Toledo, entre otras.

En la misma línea, Girls Who Code es un proyecto educativo dirigido a jóvenes entre los 13 y 17 años, que ofrece cursos intensivos de verano en los cuales las niñas y adolescentes tienen la oportunidad de aprender sobre robótica, diseño web y desarrollo de aplicaciones móviles. Así mismo pueden asistir  a clubes educativos, donde se realizan actividades académicas como talleres mensuales sobre programación web. Estos clubes se realizan en asocio con colegios y comunidades locales, en diferentes ciudades como Boston y Nueva York.

Acceso para todos

Para que la lección de la programación web esté dirigida a todas las personas de la misma manera, la compañía multinacional Intel créo Computer Clubhouse Network, una comunidad internacional que se encarga de acercar a los jóvenes de zonas marginadas del mundo con el mundo de la tecnología y de las ciencias computacionales.

Los clubes computacionales de Intel son espacios fuera del aula de clase tradicional donde los jóvenes pueden explorar y crear sus propias ideas. La iniciativa está presente en más de 100 países del mundo, entre los cuales se encuentra Estados Unidos, Sudáfrica, Palestina, Israel, Argentina, Brasil, Costa Rica, México, Pánama y Colombia, entre otros.

Otra comunidad a nivel global que se encarga de dar lecciones sobre ciencias computacionales y programación web fuera de las horas de colegio es Code Club, una red de voluntarios basada en el Reino Unido que le enseñan a niños entre los 9 y 11 años a crear un código web. Los voluntarios que creen un club en su comunidad, con ayuda de Code Club, reciben asesoría de cómo guiar el proceso de aprendizaje de los pequeños para que aprendan a crear videojuegos, animaciones o páginas web.

Un juego y un requisito para los niños

Si para los adultos es importante aprender sobre programación web en la actualidad, para los niños es esencial. Es por esto que diferentes proyectos han buscado la manera de enseñarle a los más pequeños a escribir un código web, bien sea a través de un juego, un libro ilustrado o un robot inteligente.

En cuanto a juegos infantiles, existen dos robots inteligentes llamados Bo y Yana, que enseñan a los niños a crear códigos web en Scratch o Blokly, lenguajes de programación creados por el MIT y Google respectivamente.

Imagen de previsualización de YouTube

Asimismo, se encuentra Robot Turtles, un juego de mesa que busca enseñarle a los niños las bases de la programación web, antes de que tengan su primer acercamiento con una computadora. El juego, diseñado para cuatro personas, consiste en que cada jugador escoja  las ‘tarjetas’ de su tortuga preferida, las cuales contienen instrucciones. Un adulto, que es el ‘Turtle Mover’, debe crear un laberinto en el tablero con otras cartas; entonces cada jugador debe mover su tortuga, a partir de sus tarjetas, para lograr atravesar el laberinto y quitarle las joyas al robot. El que lo logre, gana.

Imagen de previsualización de YouTube

También existen otras alternativas que no necesariamente requieren de un dispositivo electrónico. Hello Ruby, por ejemplo, es un libro ilustrado que busca mostrarle a los niños el mágico mundo de la tecnología y los fundamentos básicos para escribir un código a través de la ilustración. Su diseñadora y creadora, Linda Lukas, asegura que «Crear un código es la literatura del siglo XXI y la necesidad de hablar el ABC de la programación es inminente».

Imagen de previsualización de YouTube

Sin duda, la programación web se está convirtiendo en un requisito indispensable, especialmente para la nueva generación de emprendedores e innovadores, que quieren ser creadores en vez de usuarios y generar empleo con sus ideas en vez de ser empleados. Ya no basta con usar aplicaciones y visitar páginas web a diario. El verdadero reto en los nuevos tiempos es crearlas.

Imágenes: Escribir código web / Código web / Mujer programando / Personas caminando / Niño con ideas de Shutterstock

Lea también:

Así es el Millenial Colombiano

Alt School, un nuevo modelo para la escuela primaria

 

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.