Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
«Aprendizaje transmedia», la forma de apropiarse del mundo

Editacuja, historias de aprendizaje en múltiples plataformas

Editacuja es una editorial de contenidos educativos que propone un aprendizaje transmedia donde los estudiantes se apropian del mundo real y crean soluciones para su entorno.Leer más

La llegada de las tecnologías móviles al aula de clase ha brindado la posibilidad de que los maestros implementan nuevas metodologías de enseñanza y ha empoderado a los alumnos para que sean los dueños de su propio proceso de aprendizaje.

Editacuja es un emprendimiento ideado en Brasil que utiliza el potencial de los dispositivos móviles para crear experiencias de aprendizaje donde jóvenes y niños conocen, identifican y se apropian del entorno en donde viven. Aquí les mostramos cómo nació esta idea y cómo propone una forma de aprendizaje que integra el plano online con el offline.

¿Cómo nace la idea?

La editorial Editacuja fue co-fundada por Martín Restrepo, un emprendedor colombiano que hoy en día es reconocido por el MIT como uno de los jóvenes líderes más innovadores de Brasil por trabajar en pro de encontrar soluciones revolucionarias que resuelvan problemas reales de la sociedad a través de la tecnología.

Martín fue asesor de proyectos en los tecnoparques del SENA durante tres años. En el 2008, decidió viajar y ‘descubrir Brasil’, un país que tiene 200 millones de habitantes y 260 millones de dispositivos móviles conectados y también una cultura de emprendimiento muy fuerte: «todo lo que haces puede tomar unas proporciones gigantes» aseguró Restrepo en una entrevista con Young Marketing.

Ese mismo año nació Editacuja con el ideal de transformar el contenido académico en una experiencia con el apoyo de las tecnologías móviles y de la antropología.

Martín Restrepo, co-fundador de Editacuja. Imagen: facebook.com/editacuja

Martín Restrepo, co-fundador de Editacuja. Imagen: facebook.com/editacuja

Editacuja: el contenido como experiencia

Editacuja se define así misma como una editorial transmedia, es decir, que se encarga de contar historias por medio de múltiples medios: «La plataforma que nos inspira y con la cual trabajamos es el mundo real, es decir, hacemos contenido para el mundo real» asegura Restrepo.

De esta manera, Editacuja crea relatos que tienen un fin académico que pueden empezar en una plataforma y terminar en otra. En el momento en que se conecta el mundo online con el offline se generan experiencias que generan valor.

Lea también: 20 claves para el futuro de la educación

Una de las misiones principales de Editacuja es proponer que la escuela deje «de ser un ente transmisor para convertirse en un laboratorio creativo de construcción de conocimiento», en donde los profesores y alumnos sean co-creadores de nuevas e innovadoras maneras de aprender y entender el entorno por medio de tres pasos fundamentales: descubrir, experimentar e inventar.

Con este ideal, Editacuja no se considera una fábrica de contenidos, sino un «taller que empodera gente para que cree nuevos contenidos».

Aprendizaje transmedia

El primer paso para lograr un aprendizaje transmedia es «ocupar el mundo, haciendo del mundo, una aula de escuela» y para esto es necesario explorar distintos lugares con las tecnologías móviles: utilizar el GPS para localizar desplazamientos, tomar fotografías, leer textos y encontrar pistas en «búsquedas de tesoro», entre otras posibilidades.

Aprendizaje Transmedia. Imagen: facebook.com/editacuja/photos_stream

Aprendizaje Transmedia. Imagen: facebook.com/editacuja/photos_stream

«Hemos hecho actividades en cementerios de Sao Paulo, que son bellísimos, que tienen arte, historia y a muchas personas que representaron cosas muy importantes para la humanidad. Entonces, creamos actividades con una línea conectora; por ejemplo, la literatura, en donde los alumnos tienen que descubrir escritos y pueden revivir una declamación del poeta con una aplicación. Eso genera experiencias de aprendizaje, que al final son también contenidos» cuenta Restrepo.

De esta manera, la relación de los estudiantes con su entorno cambia pues de ella es de donde pueden encontrar el valor del contenido educativo y el conocimiento que se enseñan en las escuelas, una vez lo han aplicado a una experiencia. Editacuja cuenta una historia que genera una intencionalidad de aprendizaje que va ligada al contexto.

Del mundo hacia la escuela

Además de salir al mundo, explorarlo y entenderlo, Editacuja propone que los problemas que afronta la sociedad y las comunidades sean traídos al aula de clase.

Por ejemplo, identificar por medio de la geolocalización dónde se encuentran los puestos de salud de la ciudad, mapear la zona y crear un proyecto que muestre la información y los datos recolectados con el objetivo de brindar una solución real que pueda generar un impacto positivo en la sociedad.

Esto bajo bajo la premisa de que hoy en día «pasa una cosa muy importante con Internet; estamos dejando de ser consumidores, para convertirnos en creadores de contenidos».

Prácticas de inventario para la sostenibilidad de su lugar de estudio. Imagen: facebook.com/editacuja

Prácticas de inventario para la sostenibilidad de su lugar de estudio. Imagen: facebook.com/editacuja

Empoderando a los maestros

Uno de los objetivos de Editacuja es empoderar a los maestros para que creen sus propias soluciones de aprendizaje y puedan depender menos de las editoriales convencionales, según afirma Martín Restrepo..

A pesar de que es un desafío grande, la compañía cuenta con un Programa de Formación de Creadores de Contenido, que hasta la fecha ya ha formado a más de 3.000 profesores en Brasil en estrategias para creación de material didáctico.

Dentro de este programa, se incita a los profesores a crear aplicaciones personalizadas, con ayuda de herramientas que permiten su creación por medio de una interfaz sencilla, que pueden adaptarse a los requerimientos de cada maestro y a las necesidades de aprendizaje y del entorno.

De esta manera, si un maestro de Bogotá decide aplicar el método transmedia con sus alumnos, puede utilizar las opciones que Editacuja le ofrece, ir a algún sitio emblemático de la ciudad y crear una experiencia personalizada que pueda posteriormente ser aplicada con sus estudiantes.

Editacuja es una muestra de cómo la tecnología móvil puede ser una herramienta eficaz para mejorar los procesos de aprendizaje. Ya no basta sencillamente con crear presentaciones que den cuenta de lo que pasa afuera del escuela, es momento de que los alumnos entiendan las necesidades de la sociedad, exploren el mundo y puedan crecer con una mentalidad proactiva y deseosa de crear iniciativas y emprendimientos que puedan tener un impacto significativo y duradero.

Si bien las tecnologías móviles aún son vistas por algunos como una ‘amenaza’ para la educación, es tiempo de cambiar la mirada y divisar el potencial que tienen para crear un aprendizaje más práctico y menos teórico, donde los estudiantes despierten su sentido de curiosidad, entiendan que el mundo los necesita y conozcan las oportunidades que tendrán el día de mañana si desde ya empiezan a crear soluciones significativas para ellos y para quienes los rodean.

¿Te gusta la innovación en educación? ¡Síguenos!

Imagen: Niña con smartphone de celularis.com

Lea también:

LEGO se toma el aula de clase del siglo XXI

EmprendeKIDS, educación para el emprendimiento y la innovación

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.