Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Una escuela innovadora que convierte a sus alumnos en ‘makers’

PlayMaker, educación basada en el «Maker Movement»

PlayMaker es una innovadora escuela en Estados Unidos que permite a los alumnos explorar y descubrir las soluciones a los retos académicos de manera autónoma por medio del juego y la práctica.Leer más

PlayMaker abrió sus puertas por primera vez el 6 de septiembre de 2012 en Los Ángeles, California, recibiendo a 36 alumnos de sexto grado preparados y dispuestos a experimentar un proceso de aprendizaje distinto y único.

La escuela fue creada por GameDesk Institute, una organización sin ánimo de lucro enfocada principalmente en la investigación educativa, en asocio con la Fundación Bill y Melinda Gates y New Roads, una comunidad independiente de preparatorias, con el objetivo de brindar un nuevo currículo académico que pudiera transformar la forma como la sociedad ve a la educación: en muchas ocasiones aburrida, cuadriculada y sin emoción alguna.

PlayMaker es una escuela de middle school, es decir, que incluye los grados sexto, séptimo y octavo de bachillerato, fundada bajo la idea de empoderar a los niños para que construyan relaciones significativas con lo que aprenden, interactuando, jugando y haciendo.

Aprendiendo por medio del juego y la exploración

Estudiante de PlayMaker, aprendiendo y haciendo. Imagen: playmaker.org/gallery/

Estudiante de PlayMaker, aprendiendo y haciendo. Imagen: playmaker.org/gallery/

El modelo educativo de PlayMaker se centra en los intereses individuales siendo así un colegio personalizado con un enfoque holístico que permite que los estudiantes exploren de manera creativa e innovadora distintas disciplinas y sean ellos los que determinen cuáles son los conocimientos más importantes, según sus gustos y habilidades por explorar.

Imagen de previsualización de YouTube

La metodología de PlayMaker plantea que los niños aprenden mejor jugando, haciendo y descubriendo. En el primer núcleo se utiliza el juego experimental en donde los niños están en la capacidad de entender, por ejemplo, el proceso para plantear y comprobar una hipótesis científica mientras se divierten.

En el segundo, los estudiantes consecutivamente retan a su imaginación para construir, diseñar y reinventar distintos estilos de aparatos, juegos e inventos novedosos. Aquí se aplica la filosofía del Do It Yourself (DIY) donde los alumnos desarrollan sus habilidades en disciplinas como ingeniería eléctrica, programación de videojuegos, robótica, impresión 3D, ciencias computacionales y diseño ecológico.

Lea también: Los 11 colegios más innovadores del mundo

En el tercer enfoque, en vez de leer definiciones y memorizar teorías, los estudiantes son impulsados a crear conexiones profundas entre conceptos complejos por medio de la exploración. En este módulo, a los estudiantes no se les brindan las respuestas exactas a los problemas, en cambio se les dan las herramientas necesarias y el contexto adecuado para que encuentren las soluciones a los retos por sí mismos.

Proyecto de 'Montaña Rusa' en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

Proyecto de ‘Montaña Rusa’ en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

En PlayMaker School, los maestros son guiadores del proceso de aprendizaje: proveen los desafíos a los estudiantes y ayudan a que los descubrimientos sean coherentes y estén alineados con los objetivos académicos.

Espacios que fomentan la creatividad y la imaginación

PlayMaker School cuenta con distintos espacios que ayudan a que su metodología se cumpla a cabalidad. Por ejemplo, dentro de esos se encuentra el  Maker Space, un salón donde las mesas promueven la colaboración entre pares, hay computadoras para realizar investigaciones y cuenta con colores que ayudan a estimular la imaginación.

Maker Space en PlayMaker. Imagen: http://www.playmaker.org/gallery/

Maker Space en PlayMaker. Imagen: http://www.playmaker.org/gallery/

Estudiantes creando en el Make Space. Imagen: playmaker.org/gallery/

Estudiantes creando en el Maker Space. Imagen: playmaker.org/gallery/

O el Adventure Room, un lugar ideal para el aprendizaje móvil y para realizar actividades de gamificación, equipado con la última tecnología con cuatro pantallas planas de plasma, un sistema de captura de movimiento y proyección en el suelo.

Adventure Room en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

Adventure Room en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

Lecciones dictadas en el Adventure Room. Imagen: playmaker.org/gallery/

Lecciones dictadas en el Adventure Room. Imagen: playmaker.org/gallery/

También cuenta con un Dream Lab, un salón enfocado en despertar la creatividad en los más pequeños el cual está lleno de tableros blancos que se utilizan para la creación de ideas y ejercicios de brainstorming.

Dream Lab en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

Dream Lab en PlayMaker. Imagen: playmaker.org/gallery/

Empoderamiento de maestros y capacitación de escuelas

PlayMaker ofrece capacitaciones a otras escuelas con la finalidad de que su modelo pueda ser replicado, fomentando el empoderamiento de los estudiantes y la metodología basada en el juego y el ‘hacer’.

Además, profesionales de distintos campos de acción entrenan a los maestros que hacen parte de PlayMaker para que utilicen correctamente las nuevas tecnologías enfocadas a desarrollar las habilidades del siglo XXI como comunicación, pensamiento crítico, colaboración, entre otras. Toda la capacitación que se le brinda a los profesores está alineada con los contenidos académicos y los estándares nacionales.

Imagen de previsualización de YouTube

Este innovador colegio estadounidense es muestra de cómo el movimiento ‘Maker’, que promueve el aprendizaje basado en la experiencia y la idea de que todas las personas pueden ser ‘creadores’, está cogiendo cada vez más fuerza en el sector educativo abriendo un nuevo panorama en donde los estudiantes adquieren conocimientos de manera divertida y dinámica, en colaboración con otros o de manera individual, y en espacios que promueven el sentido de la curiosidad, la imaginación y la creatividad.

Es momento de ver el potencial educativo que tiene este movimiento y comenzar a crear metodologías de aprendizaje que tengan como foco principal la creación de productos finales por parte de los estudiantes, soluciones que pueden crear un impacto positivo en la sociedad y en la vida personal y laboral de los pequeños ‘makers’.

¿Te gusta conocer las escuelas más innovadoras del mundo? ¡Síguenos!

Imagen: Estudiante de PlayMaker Gallery.

Lea también:

Appiario, un modelo de aprendizaje para desarrollar soluciones para el entorno

École 42, la escuela para los programadores del mañana

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.