Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Un laboratorio ciudadano para impulsar la generación de felicidad

HappyLab, laboratorio y hackaton para impulsar la felicidad

Mientras muchos países miden su progreso exclusivamente en términos del crecimiento de su PIB, en otros comienzan a nacer iniciativas para impulsar el FNB, un indicador que mide la Felicidad Nacional Bruta.Leer más

Hace aproximadamente un año, cuando el boom de las metodologías, los living labs, el design thinking y el emprendimiento parecían llegar a su punto de mayor apogeo; en medio de ecosistemas cerrados, clusters tecnológicos, iniciativas gubernamentales y modelos educativos enfocados a la producción, productividad y competitividad, tuve la oportunidad de hacer mi primer contacto con Mario Chamorro, CEO de Make it Happy y entonces realizador del Happy Post Project y otras iniciativas enfocadas a la gestión de felicidad y bienestar.

Mario, conocido como ‘el embajador de la felicidad’ había logrado entonces que algunas entidades gubernamentales firmaran acuerdos y tratados encaminados a la generación de felicidad. Así pues, tras una breve conversación vía Facebook y buscando la integración de saberes tecnológicos a la gestión de la «abundancia», el conocimiento y el bienestar, nació HappyLab.

HappyLab es un laboratorio (preferiría llamarlo una cocina), donde convergen diferentes metodologías y herramientas cercanas al Design Thinking; y que, bajo una visión «socio-determinista», pretende descentralizar las metodologías de diseño, innovación y emprendimiento en pro del «empoderamiento ciudadano y la generación de felicidad». Esta plataforma busca facilitarle al individuo la gestión de los recursos y necesidades propios de su contexto y comunidad, a través del aprendizaje de saberes digitales, conceptos y actividades propias de la actualidad, tales como la creación de aplicaciones móviles, el emprendimiento, la impresión 3D, la asociatividad, los modelos abiertos, entre otros.

Bien, hablar de felicidad podría resultar confuso. pero la verdad es que hay quienes creemos en dejar de lado las mediciones económicas tradicionales: países como Bután, Francia o Ecuador, ya empiezan a generar políticas que mas allá de monitorizar la producción (PIB), permiten identificar indices de felicidad y bienestar (FNB).

Ya todos estamos familiarizados con el concepto de PIB (Producto Interno Bruto), pero ¿FNB?. FNB son las siglas de Felicidad Nacional Bruta. Para entenderlo citaré un apartado de la publicación: « El indice de Felicidad Nacional Bruta de Whatonline.org ».

 « Mientras los modelos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de FNB se basa en la premisa de que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo de los desarrollos material y espiritual.

Sus cuatro pilares son la promoción del desarrollo socioeconómico sostenible e igualitario, la preservación y promoción de valores culturales, la conservación del Medio Ambiente y el establecimiento de un buen gobierno ».

Así pues, HappyLab es una iniciativa pro felicidad que cree que en un país como Colombia, donde la abundancia y el conocimiento (de todo tipo) son evidentes, es importante empezar a replantear los modelos de vida, de modo que puedan ser encaminados al bienestar y la felicidad colectiva y que pueda materializarse aquella idea de que nuestro país es uno de los más felices del mundo.

HappyLab

Sobre HappyLab

HappyLab nació en Pasto (muy al sur de Colombia) y se realiza de forma itinerante en todo el país. Ha estado presente en eventos como el Día Mundial de Internet, Campus Party Colombia y el Día Internacional de la Felicidad. Sus metodologías se han implementado en talleres y workshops en diferentes instituciones como ICESI, Universidad autónoma de Cali, FabLab Cali (junto al grupo de madres voceras de Agua Blanca), entre otras. Durante el mes de agosto se liberará un kit que permitirá que su metodología sea aplicada en diferentes campos y contextos de manera abierta y libre. 

Imagen: happylabglobal.com

Lea también:

SOLE, un modelo educativo basado en el auto-aprendizaje

El lado humano de la impresión 3D

 

Vladimir Hernández Botina
    Máster en dirección de proyectos para Internet de ELISAVA (UPF - Barcelona), co-fundador de HappyLab Global, Web & App y Growth. Consultor e investigador en temas de innovación abierta, gobierno abierto, economía colaborativa y educación del futuro; innovador social y activista. Con estudios en usabilidad, UX, arquitectura de la información, proyectos digitales para personas con discapacidad, aprendizaje basado en la localización, estrategia, marketing y derecho de acceso a la información publica. Apasionado por lo digital en sus multiples dimensiones y paradojas, obsesionado con el futuro.