Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
¿Por qué Google penalizaría su página web y cómo librarse de ello?

¿Cómo y por qué Google penaliza a una página web?

Hoy en día, una de las luchas constantes del marketing es hacer que su página web o blog esté bien posicionada en los motores de búsqueda, sobre todo en el más importante del mundo, Google. ¿Pero conoce usted las razones por las que su ‘WebSite’ puede desaparecer de los buscadores y qué debe hacer en esa situación?.Leer más

El SEO, o posicionamiento por motores de búsqueda, son todas aquellas estrategias que se realizan para mejorar la visibilidad de una página de Internet en listas de sitios web, que aparecen cuando alguien hace una búsqueda en Google o en otro buscador.

Con el deseo de lograr ese objetivo, muchas veces se emprenden técnicas que en principio pueden resultar efectivas, pero que al largo plazo podrían terminar afectando la visibilidad de su sitio web, pues no son bien vistas ante los ojos de los algoritmos o los cientos de empleados de Google, encargados de buscar infracciones a las políticas de posicionamiento en la red de la compañía.

Además, desde hace algún tiempo, se han ido depurando constantemente los algoritmos que determinan si una página web es merecedora de una penalización, lo que ha hecho que sea más fácil incurrir en malas prácticas para Google, sin importar si son hechas de manera intencional o no.

Por eso es importante conocer las tipos de penalidades que impone este motor de búsqueda, los signos que pueden indicar que un ‘Website’ ha sido castigado y lo más importante, algunas acciones recomendadas para salir de esta engorrosa situación que puede afectar un trabajo de varios meses.

Tipos de penalidades.

Un página en Internet puede sufrir de dos tipos de penalidades, cada una con diferentes características que se deben tener presentes para detectar cuando algo no anda bien con sus publicaciones.

Algorítmicas: se imparte automáticamente gracias al monitoreo constante de los rastreadores de Google, que son programas ‘Robot’ que se encargan de detectar y analizar sitios web a través del seguimiento de enlaces entre páginas.

Es un poco más complicado detectar los síntomas de esta penalidad pues se requiere un monitoreo constante de las analíticas de su sitio. Algunas de estas señales son:

  • La desaparición de su dominio web en los motores de búsqueda. En otras palabras si inserta la dirección de su página en el buscador y su sitio web no aparece, usted puede estar sufriendo de una penalidad.

  • Su página o páginas han desaparecido completamente del ‘Ranking’ o listado de sitios web que aparecen en los buscadores cuando se utilizan determinadas palabras clave.

  • Su páginas o páginas han desaparecido completamente del ‘Ranking’ en los buscadores cuando se intenta usar todas las palabras clave que usted haya intentado posicionar. Para ser más exactos, si trata de buscar su ‘Website’ utilizando todas estas palabras y con ninguna aparece su página, usted puede estar siendo castigado por Google.

Si bien saber si usted recibe una penalidad algorítmica es un poco más difícil, librarse de ella es más sencillo, pues solo basta determinar qué se está haciendo mal, cambiarlo y automáticamente todo volverá a la normalidad.

Manual: Al contrario de la penalización algorítmica, ésta está determinada por los cientos de empleados de Google que están varias horas al día monitoreando miles y miles de páginas en la vasta web 2.0, para tomar una decisión más profunda acerca de si un sitio web está incurriendo en una práctica indebida.

En este caso es más sencillo enterarse de esta situación, pues el ‘Webmaster’ de la página recibe una notificación que le informa de este castigo y se le pide que haga las correcciones necesarias inmediatamente. Pero la dificultad radica en que el proceso de depuración debe ser más arduo y severo y además, después se debe enviar el ‘Consideration Request’ o petición de reconsideración de Google, para que se le quite el castigo a su sitio web.

Lea También: ¿Cómo funciona un motor de búsqueda? Una explicación en 3 pasos

¿Por qué ha sido penalizado por Google?

Recuerde que cuando se trata de SEO (Search Engine Optimization) o posicionamiento en buscadores, no hay atajos ni caminos rápidos, se requiere de un trabajo arduo de mucho tiempo para lograr resultados significativos.

Por eso queremos mostrarles algunas de las prácticas más perjudiciales a la hora de tratar de obtener una mayor visibilidad en la red e identificar si en su página web o blog están realizando alguna de estas acciones que pueden afectar la difusión de sus contenidos.

Exceso de palabras claves: Este tipo de infracciones no solo afectan su posicionamiento en los buscadores, sino que de entrada, disminuye la calidad de su contenido. Se trata de la repetición indiscriminada y desordenada de las palabras claves que desee posicionar, en cualquier texto que se encuentre escrito dentro de su página web. Es un atentado contra las políticas de Google e incluso la redacción de sus publicaciones se ve afectada.

Exceso de palabras clave
Exceso de palabras clave

 

Títulos con muchas palabras claves: Un titular atracitvo puede ser un factor determinante en las visitas a su página o a sus publicaciones, entonces si para posicionar a su página con una palabra clave satura sus títulos con ésta, seguramente no logrará redactar un buen encabezado y además recibirá un castigo severo de Google, por ejemplo, ‘Las mejores Redes Sociales de todas las Redes Sociales’.

Dos no siempre es mejor que uno: Hace varios años, duplicar las páginas web o los contenidos era una técnica efectiva para obtener más visibilidad en los motores de búsqueda, pero hoy en día es una técnica bastante reprochable y fuertemente castigada.

Nada es invisible: Durante un tiempo fue muy común encontrar ‘Websites’ en los que en un mismo bloque de texto, se escribían montones de palabras claves en donde el color de la tipografía era igual al del fondo, haciéndolos invisibles para las personas pero siendo detectados por las herramientas automáticas que otorgan relevancia a las páginas de Internet. Sin embargo,  con los cambios en los algoritmos, esta tramposa táctica es fácilmente detectada y penalizada.

Granjas de enlaces: Una granja de enlaces es un conjunto de páginas web que se enlazan mutuamente creando varios hipervínculos entre ellas, demostrando una reputación que supuestamente obtiene al ser una fuente muy consultada en la Web, pero que en realidad no posee. Pero Google mejoró sus algoritmos y empezó a penalizar esta técnica.

Imágen: applicacion.com
Imágen: applicacion.com

 

Pagar por los enlaces: Obtener que lo enlacen desde los contenidos de otras páginas sin duda alguna demuestra que el contenido que usted creó fue de gran valor para toda una comunidad y por lo tanto Google podría darle más relevancia. Pero una de las prácticas más reprochables, es pagar a otros sitios para que pongan enlaces a su página y es fuertemente castigada pues casi siempre es una infracción que se detecta manualmente.

Estos son sólo algunas de las más comunes formas de violar las reglas que tiene Google y que usted debería evitar para que su página no quede aislada y perdida en un océano de sitios web y de información.

¿Qué hacer para recibir el indulto de Google?

Si de pronto usted ha notado que las visitas orgánicas a su página web disminuyeron drásticamente y que su página presenta algunos de los síntomas que prueban una posible penalización, hay varias tareas que usted puede realizar para salir bien librado de este castigo.

Recolectar información de sus ‘Backlinks’: Los ‘Backlinks’ son aquellos enlaces que le permitirán hacer un rastreo de otras páginas que contienen ‘links‘ que direccionan a sus publicaciones y pueden ser las fuentes de las infracciones de las que se le acusan a usted.

Un primer paso para resolver este problema, es detectar las páginas que tienen enlaces que dirigen a su sitio web, ver su reputación y si le están dando un buen uso.

Para esto es recomendable obtener varios reportes de diferentes herramientas como Majestic SEO, Ahrefs, Open Site Explorer e incluso Google Webmaster Tools.

Comprobar si estos ‘Backlinks’ son de calidad: Puede que lo penalicen por tener, sospechosamente, un número inusual de ‘Links’ que se dirigen a su página. Pero eso no significa que todos sean corruptos o que estén siendo mal utilizados, que estén dañados, que sean parte de una granja o que hayan sido pagados. Por eso usted debe revisar todos y cada uno de esos enlaces que obtenga.

Si desea remover ciertos enlaces usted debe monitorearlos, saber en qué páginas están y conseguir el contacto de su ‘Webmaster’.

Mejorar su contenido: ‘El Contenido es el Rey’  y sin duda alguna Google lo sabe y si su contenido es de alta calidad y valor, la visibilidad en los buscadores vendrá.

Releer su página: Hay que optimizar y mejorar los bloques de texto de su sitio web por si hay excesos de palabras claves en sus escritos o sus títulos. Redacte de otra forma algunos de textos o reescríbalos completamente, con el fin de reducir el exceso de palabras clave en ellos.

Enlazar su página a Google+: El motor de búsqueda más grande del mundo le da más visibilidad a los contenidos creados por personas y no por empresas, por lo cual la forma más rápida y efectiva de recuperar algo de visibilidad en los buscadores, es enlazar su página con su perfil de ‘G+’.

Google+
Google+

 

Enviar el ‘Consideration Request’: En el caso de una penalidad manual, llenar este formulario, significa pedir una especie de amnistía a Google y puede llegar a ser el paso más importante, dado que  por más que mejore su estrategia de SEO, nada se solucionará si no lo hace.

Seguramente la publicaciones de su página merecen ser vistas por todo el mundo, y por eso no puede dejar que una mala estrategia de posicionamiento en buscadores haga que se desperdicie todo su trabajo y como lo hemos dicho antes, en el marketing de contenidos no hay salidas fáciles, pues en el largo plazo serán perjudiciales.

¿Quieres inspirarte?  ¡Únete a nuestra comunidad!

Imagen: Búsqueda en Internet en Shutterstock

Lea También:

Redes Sociales, el otro campo de juego del Mundial

Sergio Villaveces
    Experto en supervivencia Zombie, Rockero con ínfulas de Rapero e intrigado por aquello que nos van a traer las nuevas tecnologías y cómo afectarán a nuestro futuro