Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Lecciones de la ciudad líder en Economía Colaborativa

Amsterdam, la primera ‘Sharing City’ de Europa

La Economía Colaborativa está redefiniendo la manera en la que las ciudades se conectan; ahora Amsterdam se convierte en la capital europea líder en este campo. Leer más

El 2 de febrero de 2015, Amsterdam se convirtió en la ciudad líder en el campo de la Economía Colaborativa, al ser nombrada la primera ‘Ciudad Colaborativa’ europea.

Desde hace varios años la capital Holandesa se ha caracterizado por involucrar la Economía Colaborativa dentro del desarrollo de la ciudad, logrando que tanto startups y empresas, como ciudadanos y comunidades, enfoquen toda su atención en esta nueva forma de intercambiar bienes y servicios.

Varios factores contribuyeron a que Amsterdam se convirtiera en una ‘Sharing City’, como la cercanía que existe entre vecindarios y la disposición que tuvo el gobierno frente a la adopción de esta nueva propuesta económica. Pero la causa más significativa por la que la ciudad logró este nombramiento, es una plataforma que informa e inspira a los consumidores y ciudadanos para que se involucren y entiendan la Economía Colaborativa.

ShareNL tiene como objetivo impulsar el consumo colaborativo mediante el apoyo de plataformas que promuevan y faciliten el intercambio de conocimiento, bienes y servicios, así como familiarizar a los Países Bajos con esta nueva era socioeconómica. Desde su lanzamiento en el 2013, los creadores se han dedicado a hacer reuniones, presentaciones y talleres para informar y aconsejar a todas las personas interesadas en el tema. Es de esta manera como la sociedad ha logrado aplicar rápidamente las bases de una economía que se basa en la colaboración y la confianza.

Aparte de ShareNL, se han desarrollado otras plataformas importantes como Peerby, que permite a las personas de una misma comunidad compartir y pedir prestado artículos de sus vecinos de manera fácil y rápida, y Konnektid que ofrece conectar a personas de una misma área que quieran enseñar sus habilidades y conocimientos, con personas que deseen aprender.

Ciudades como Amsterdam, San Francisco y Seúl deberían ser ejemplo para otros países que estén buscando acceder a nuevas oportunidades económicas y que quieran mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. En el caso particular de la ‘Sharing City’ europea, la tecnología y el Internet han logrado generar nuevas herramientas sociales que habilitan a las personas a conectarse e interactuar, permitiéndoles tener un acercamiento distinto al mercado y proporcionando ingresos adicionales a hogares y empresas locales. La comunidad holandesa logró entender que la Economía Colaborativa es vital dentro de la sostenibilidad de la ciudad y reconoce la necesidad de incorporar los principios de ésta en el proceso de redefinir el escenario político, económico y social.

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen: leonidafremov.deviantart.com

Lea también:

Color of Change, una nueva voz para las comunidades

Google Transit, una herramienta para la movilidad de Bogotá