Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
La marca que a través del código abierto quiere revolucionar la movilidad

Tesla comparte su tecnología con otras marcas en pro de la innovación

Tesla, una de las marcas más importantes de automóviles eléctricos a nivel mundial, quiere compartir su tecnología con otros fabricantes para hacer avanzar a la industria.Leer más

Tesla es la marca que viene a la mente de muchos cuando de autos eléctricos se trata. La compañía fue fundada en el 2003 por un grupo de ingenieros de Silicon Valley que buscaban cambiar la percepción frente a los autos eléctricos, logrando tener un producto atractivo, cool  y de buen desempeño.

Desde el lanzamiento de su primer modelo en el 2008, la marca ha ganado popularidad en el territorio estadounidense y, con la producción de su popular modelo S, un sedan de lujo que acelera de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y cuya carga dura 411,99 kilómetros de distancia, Tesla ha llegado también a varios países en Europa.

modelo s tesla

Modelo S de Tesla. Imagen: teslamotors.com

Pero más allá de los vehículos hay una innovación que ha captado la atención de muchos. Para cumplir su objetivo de mejorar la industria de los autos eléctricos, Tesla encontró una solución importante para una de las mayores preocupaciones de sus usuarios: la distancia que pueden recorrer con una sola carga. Para esto, han dispuesto 97 estaciones de carga eléctrica a lo largo de las carreteras en EEUU, 20 en los países europeos en donde se encuentran y 3 en China, bajo el nombre de Supercharger.

Durante el lanzamiento del Modelo S en el Reino Unido, Elon Musk, CEO de la compañía, afirmó que quiere abrir los diseños de la tecnología que integra el Supercharger a otras compañías con el fin de acelerar la innovación en la industria. ¿Cómo podría funcionar? El punto importante es el estándar de carga que tiene el sistema de Tesla, que funciona a 170 kw de potencia, por encima de lo que muchas marcas de autos han logrado.

Además, la condición para que otras compañías puedan iniciar también un asocio con las estaciones que ya han sido instaladas es incluir el costo de las cargas en el precio de los vehículos: en el momento todas las personas que utilizan automóviles Tesla pueden acceder a los ‘súper cargadores’ de manera gratuita cada vez que necesitan, ya que por las políticas de la compañía éste debería ser un servicio gratuito.

Fuente imagen: http://www.teslamotors.com/supercharger (captura de pantalla)

«Supercharger» de Tesla. Imagen: teslamotors.com

Si bien la apertura de patentes es una posibilidad, la idea de Tesla es poder trabajar también en colaboración con marcas como Ford, BMW u otras que estén fabricando automóviles eléctricos para poder generar un ecosistema viable para esta tecnología. Hasta ahora, muchos de estos fabricantes se han en enfocado en crear productos que se enmarcan en lo «apenas necesario», es decir, en trayectos cortos dentro de la ciudad, pero Tesla quiere que, como su compañía lo hace, otras piensen en que sus vehículos puedan atravesar un país y viajar sin que los usuarios tengan las preocupaciones que giran entorno a la duración de la batería.

Es una gran oportunidad para la industria que viene de la apertura de tecnologías a otros creadores del sector para generar verdadera innovación, al mejor estilo del código abierto.

¡Únete a nuestra comunidad, y descubre más iniciativas de código abierto!

 

Imagen: teslamotors.com

Lea también:

La carrera de los carros eléctricos: los 14 modelos más rápidos

Una comunidad de agricultores de código abierto

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.