Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
El viaje del héroe: una estructura clásica del Storytelling.

El viaje del héroe

En algún momento de nuestras vidas, todos hemos iniciado una búsqueda de algo que nos permita romper con la rutina. Aquel momento donde, a diferentes niveles, decidimos dejar nuestra zona de confort, para darle más significado a nuestras vidas.Leer más
Juan Manuel Rodríguez

Debemos ser conscientes que al emprender, y no me refiero únicamente a crear empresa, sino a poner en marcha un plan para lograr algo, es uno de esos momentos donde establecemos nuestra identidad, pues es cuando identificamos algo que otros no ven. En ese momento es que debemos hacernos la pregunta ¿Quiénes somos? La cual será el punto de partida para contar historias efectivas.

Está pregunta viene mezclada junto con otra ¿Cómo vamos a encontrar personas que crean en lo que nosotros creemos? Y es justo en ese momento cuando las historias hacen presencia, pues la respuesta a esta inquietud, en gran parte depende de cómo contemos la nuestra, que hará que la gente se identifique y/o ubique en ella o la rechace.

El viaje del héroe es una estructura clásica de storytelling, que cuenta con una serie de etapas estructuradas. A grandes rasgos se puede resumir en:

El héroe se encuentra atrapado en el mundo ordinario: llega un momento en que vemos la vida como si fuera algo estático, sin cambios importantes, y nos preguntamos ¿Esto es todo? ¿A esto es a lo que llamamos vida?

image34

Llamado a la aventura: algún incidente nos saca del mutismo en el que nos encontramos inmersos. Esa salida de zona de confort, nos hace explorar un territorio descampado, sin caminos definidos ni ayudas de mapas. A lo largo de ese viaje conoceremos a nuestros aliados y maestros quienes nos acompañaran en nuestra aventura (negocio, emprendimiento, etc.). Esta experiencia consistirá en una serie de ensayos y pruebas para continuar con la definición de nuestra identidad.

 

Blog-Event-Planning

 

Reto: llega un momento en el cual debemos enfrentar una prueba, donde vamos a poder poner en práctica todo lo que hemos aprendido. Es como cuando el héroe de un cuento fantástico llega la cima de la montaña, en la cual debe derrotar al dragón. El héroe eventualmente derrota a su enemigo, pero quizás ese punto es el verdadero comienzo del viaje.

Schermafbeelding-2015-02-18-om-12.23.27

Vuelta a Casa: esta es la etapa más difícil que emprende el héroe. Una vez triunfa, debe iniciar la vuelta a casa, porque, como ya sabemos, debemos sintonizar a los demás en nuestra misma frecuencia personal o corporativa, es decir, debemos mirar de qué forma vamos a transmitir todo el conocimiento que hemos adquirido desde que respondimos el llamado a la aventura. Es un punto en que se debe tener mucho cuidado con el ego, pues lamentablemente el héroe se dará cuenta que muy pocas personas notaron su ausencia y que no comprenden del todo lo que ha aprendido.

Si nos fijamos bien, de seguro todos podemos ponernos en los zapatos del héroe, pues hemos emprendido viajes, tanto geográficos como de introspección, en nuestras vidas, que sacudieron fuertemente el estado de los eventos, y nos obligaron a actuar.

Por otro lado, no hay duda que cada persona tiene una historia por contar; nuestro reto al momento de narrarla, es lograr que esta sea lo suficientemente coherente y que nuestra audiencia la perciba como una invitación.

Las historias son brújulas; nosotros navegamos a través de ellas, y
construimos nuestros santuarios y prisiones a partir de ellas. Estar
sin una historia, significa estar perdidos en la inmensidad de un mundo
que se extiende en todas las direcciones como la tundra ártica o el hielo marino.
─Rebecca Solnit, The Faraway nearby−

Hoy en día muchas personas no saben en qué historia se encuentran y por eso es más que necesario presentar narrativas que logren conectarse a diferentes niveles con ellas, pues necesitan ser guiadas, y una historia es la manera más fácil de decirle a alguien lo que debe hacer sin que parezca una orden.

Debemos humanizar nuestros negocios con historias. Para dar ese primer paso que nos permitirá establecer nuestra posición en el mundo, es bueno que como héroes nos hagamos las siguientes preguntas: ¿En qué parte de mi viaje me encuentro actualmente? ¿A lo largo de mi vida cuantos viajes he experimentado y cómo se relacionan con el actual?

 

También puede interesarte:

«Storytelling»: una pieza clave para conectarse con sus clientes

Ron, comics y storytelling

 

 

Juan Manuel Rodríguez
    Juan Manuel es libros, lectura, escritura y capuccino, y siempre navegará en los mares de la literatura. Es el fundador de Haki Storytelling y una persona 100% buena vibra y 100% bogotana, dos características que no necesariamente van de la mano. Estudió ingeniería Industrial, y desde hace un par de años enfocó su carrera hacía la escritura y el Storytelling.