Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Descubra el lado más humano del consumidor

Antropomarketing, el consumidor desde su lado más humano

¿Por qué los expertos en marketing no deben dejar a un lado la antropología? Aquí les contamos todo lo que deben saber sobre ‘antropomarketing’, un concepto que pretende entender al consumidor desde su lado más humanoLeer más

La antropología es la ciencia que aspira a producir conocimiento sobre el ser humano en diversos aspectos. De ésta se desprende la antropología social o cultural, una rama que centra sus estudios en el conocimiento del hombre por medio de sus costumbres, creencias y relaciones.

Ahora bien, ha sido tal la importancia de ésta ciencia en la ideación de estrategias de marketing a nivel global, que hoy en día los expertos han denominado como ‘antropomarketing’ a la integración de la antropología en los procesos de mercadeo. Este concepto incorpora la investigación estratégica con las diferentes metodologías antropológicas, con el fin de analizar a los consumidores de manera más profunda y así lograr comprender sus costumbres, sus conductas, y sus diferentes patrones de comportamiento.

¿En qué se diferencia el estudio del consumidor del antropomarketing?

De acuerdo a Patricia Sunderland y Rita Deny, PhDs en antropología e investigadoras de mercado, « (…) Los mercados no están constituidos por segmentos de personas con necesidades específicas propias de sus perfiles, sino que están conformados por sistemas de prácticas y significados entrelazados, que pueden o no tener resonancia para un producto, marca o experiencia». Ésta es la principal diferencia entre una investigación de mercados realizada mediante técnicas cualitativas como los ‘focus group’, y un estudio basado en metodologías de la antropología como la etnografía, un procedimiento de investigación que se basa en observar de manera inmersa las prácticas sociales de un grupo determinado.

En ese orden de ideas, la antropología aplicada al marketing, además de ser útil para comprender lo que está sucediendo con el consumidor, resulta efectiva para esclarecer el trasfondo de las decisiones y acciones de ese individuo. Esto permite a las marcas identificar los catalizadores de comportamiento de las personas, incluso cuando estos son subconscientes.

¿Cómo pueden sacar provecho las marcas del antropomarketing?

La posibilidad de entender la perspectiva de los consumidores permite que las empresas se anticipen a los diferentes cambios socioculturales que afectan el comportamiento de los individuos. Conocer el comportamiento de los consumidores desde un punto de vista ‘interno’ resulta fundamental para que las empresas rediseñen no sólo sus productos o servicios sino también toda la experiencia de usuario en torno a éstos.

El hecho de analizar y conocer al consumidor desde su parte más humana, permite que las marcas profundicen en las necesidades de las personas, y generen soluciones realmente viables para sus usuarios, que tienen como resultado la fidelización de los mismos.

Por años el antropomarketing ha sido pasado por alto por un gran número de empresas, sin embargo, tendencias actuales como el human marketing, que propone tener en cuenta las interacciones entre individuos para replantear las formas de establecer relaciones de negocios, o el human media que pone en un primer plano al factor humano para comprender que «las plataformas y las herramientas online son sólo el medio y no el motor», hacen pensar que la antropología aplicada al marketing más que un plus es una necesidad para las marcas de hoy en día.

Lo que las empresas -sin importar cual sea el sector en el que se desempeñan- deben comprender, es que analizar y entender al consumidor desde su parte más humana no es un plus sino una necesidad que debe ser resuelta para que las marcas logren adaptarse a los constantes cambios que atraviesan las personas a lo largo del tiempo, transformaciones que sin lugar a duda tienen una relación directa con las decisiones de compra de cada uno de ellos.

En ese orden de ideas, comprender que las personas y sus comportamientos no deben ser medidos únicamente en cifras cuantitativas, sino que requieren también de un análisis semántico y antropológico profundo, es la clave para que las marcas ejecuten efectivamente estrategias de comunicación personalizada, o de marketing emocional con las que las personas puedan sentirse realmente identificadas.

Imagen: Flickr

¿Quieres conocer más sobre Nuevo Marketing? ¡Síguenos!

También puede interesarle:

¿Cómo cazar tendencias en la nueva era digital?

5 pasos para encontrar el mejor influenciador para su marca

Diana Ferneynes
    Seguidora de la moda, el marketing y las nuevas tendencias. Creo en el poder de la investigación como fuente de innovación.