Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
¿Cómo la Gerencia Humanista puede aumentar la productividad?

De la Gerencia Tradicional a la Gerencia Humanista

La gerencia humanista es una nueva ola en la administración de las empresas, cuyos pilares son el bienestar de las personas, el crecimiento personal, un ambiente agradable de «trabajo» y el mejoramiento de las relaciones interpersonales.Leer más

Bajo esta óptica, las compañías orientan sus esfuerzos a encontrar las pasiones y fortalezas de los trabajadores para conectarlas con sus actividades diarias. Estos preceptos básicos contradicen totalmente los objetivos de la gerencia tradicional, que suelen estar enfocados a satisfacer las necesidades de sus clientes y generar una alta rentabilidad, sin importar muchas veces las consecuencias que esto pueda traer para los trabajadores.

Este nuevo paradigma se inspira en la premisa de que el corazón de las organizaciones son los seres humanos; por lo tanto, la gerencia debe estar enfocada en ellos, de modo que se les «ceda el poder» para obtener, en consecuencia, beneficios como un mayor compromiso y sentido de pertenencia por parte de los ‘empleados’ y mejores utilidades para la empresa.

Entender y adoptar este nuevo sistema de gerenciar, requiere romper todos los paradigmas sobre gerencia que tenemos desde hace más de un siglo, cuando el modelo actual fue adoptado, basados en controlar y exigir: una relación de autoridad vs otra de sumisión.

‘Ceder el poder’

Es posible ‘cederle el control’ a los trabajadores y darles mucha libertad, eliminando los horarios de trabajo, aplanando la pirámide organizacional, haciéndolos parte de la junta directiva y dándoles participación en la toma de decisiones estratégicas de la empresa.

El objetivo principal es que las personas trabajen felices, con salarios que se definan de acuerdo con las funciones de cada uno y no solo con sus cargos; ya que estos, en realidad, no deberían existir, como tampoco debería hacerlo la figura del jefe (diferente a la del líder).

Otra característica importante de las empresas que adoptan este tipo de gerencia es que el crecimiento financiero no hace parte de sus objetivos; ya que su interés económico es ser sostenibles; por esto no se hace una planeación estratégica ni financiera a largo plazo. A pesar de que el aumento de su rentabilidad está fuera de sus metas, las empresas que tienen este modelo crecen por encima del promedio, año tras año. La clave es la pasión por lo que se hace.

Aunque la gerencia humanista parece ser el camino a seguir por las empresas, hasta el momento es un poco incierto cuáles son realmente los pasos a seguir, para moverse de la vieja escuela y montarse en esta nueva ola.

 Imagen: Shutterstock.

También puede interesarle:

4 modelos de trabajo que están revolucionando a las organizaciones

Millennials: ¿Empleados o emprendedores?