Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
La inmersión tecnológica en la educación infantil

La inmersión tecnológica en la educación infantil

En los debates acerca de la necesidad de potenciar el acercamiento de los estudiantes a la tecnología, se suele poner el acento en lo importante que es para su futuro laboral tener unos conocimientos básicos de las herramientas informáticas.Leer más

En los debates acerca de la necesidad de potenciar el acercamiento de los estudiantes a la tecnología, se suele poner el acento en lo importante que es para su futuro laboral tener unos conocimientos básicos de las herramientas informáticas.

Esta es una buena razón para fomentar una mejor educación tecnológica, pero no es la única ni la más importante.

Riesgos inherentes a las nuevas tecnologías.

Se habla del riesgo de que los jóvenes se fijen solo en las tecnologías como elementos de ocio, ya sea para poder comunicarse continuamente con amigos, para conocer gente de todo el planeta o para acceder a multitud de contenidos como videojuegos, series, películas, música, etc.

Así, los estudiantes no obtendrían beneficios de esa exposición a las novedades tecnológicas sino que además se verían perjudicados por multitud de distracciones que les impedirían concentrar su esfuerzo en cuestiones de utilidad.

Pero este riesgo proviene no de las tecnologías en sí mismas sino de un mal uso de ellas y de una falta de control parental y social sobre los contenidos accesibles para niños y jóvenes.

La manera de eliminar o al menos mitigar estos riesgos no es coartando de manera indiscriminada el acceso a la tecnología, ya que así también impediremos beneficiarse de las ventajas que ese acceso aporta. Es necesario por tanto una política de control y supervisión sobre el uso que niños y adolescentes realizan de las tecnologías a su alcance.

 

 

boycomputers1-2000-e1433359235649-1024x590

 

 

Beneficios del uso temprano de las TIC.

Las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) han cambiado parte de la manera en la que nos comunicamos y relacionamos. Intentar evitar su influencia es una batalla perdida, por lo que hay que saber exprimir todo lo bueno que ponen a nuestro alcance.

Los niños y adolescentes del presente son una generación que, desde sus primeros años de vida, han vivido inmersos en un entorno donde el uso de las TIC y otras nuevas tecnologías es continuo y generalizado. También dentro del aula se han implementado las nuevas tecnologías y hoy es posible beneficiarse de ellas de múltiples formas, ya sea por medio de una plataforma de educación virtual, el acceso a documentación desde la comodidad del aula o de casa e incluso utilizar la realidad virtual para impartir clases.

Esto les proporciona ventajas diversas, algunas de las cuales resultan menos obvias que otras. Entre las más importantes y menos tenidas en cuenta está la capacidad de adaptarse mejor a un entorno cambiante.

Efectivamente, todo el entorno tecnológico actual se desarrolla a un ritmo vertiginoso, hasta el punto de que es muy sencillo quedarse desfasado en pocos años, y en ámbitos muy especializados, incluso en pocos meses.

Esa necesidad de actualizarse continuamente puede resultar estresante para mucha gente pero aquellos que ya han nacido y crecido en ese entorno manifiestan una capacidad natural para asimilar estos cambios continuos.

Esta capacidad, trasladada a otros órdenes, fomenta una visión más flexible de la realidad y de uno mismo que facilita a la persona la adquisición de nuevos conocimientos, así como la aceptación de cambios radicales que para otras personas pueden resultar más difíciles de gestionar. Esto supone una clara ventaja competitiva en el ámbito laboral.

Otro beneficio de la inmersión tecnológica en edades tempranas es que con un buen uso de las TIC, los niños aprenden a trabajar en equipo y reconocer la valía y el esfuerzo ajeno. Se fomenta así un respeto hacia el prójimo y una mayor tolerancia a quien piensa y actúa diferente si lo hace en un ámbito de respeto hacia todos.

Estos principios inculcados en la infancia dificultan que se produzcan entornos abusivos y “mentalmente tóxicos” como aquellos en los que el acoso escolar suele aparecer. Es, por tanto, una manera de proteger y fomentar una mejor autoestima en el entorno escolar.

Como siempre, el uso de la tecnología marcará la percepción que tengamos de ella, sobre todo en algo tan sensible como es la educación de los más jóvenes. Los valores de una sociedad sana pueden verse reforzados por una utilización inteligente de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo.

Let's crop some people out of our pics!!!

 

Imágenes vía: iStock y Gettyimages

María José Madarnás
    Escritora profesional y traductora de inglés a español. Con experiencia en el área de las nuevas tecnologías, las redes sociales y el diseño gráfico y web. Siempre en la búsqueda de nuevos conocimientos para crecer en el entorno profesional.