Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Una de las ideas más brillantes del mundo.

Little Sun: La idea que literalmente encendió un bombillo

Little Sun es un proyecto social que busca a través de la implementación de lámparas LED, brindar luz a las comunidades sin acceso a redes de energía para ayudarles a mejorar las condiciones de trabajo, salud y educación.Leer más

De acuerdo al último reporte World Economic Oultlook (WEO)  de la Agencia Internacional de Energía IEA, 1.3 billones de personas alrededor del mundo siguen viviendo sin acceso a la electricidad, siendo el 22% de la población habitantes de países en desarrollo. Las más afectadas son naciones como la India , Nigeria , Etiopía , Bangladesh, República Democrática del Congo e Indonesia .

Ante la falta de una fuente de luz, se han implementado peligrosas herramientas como las lámparas de queroseno, que además de propiciar la contaminación al emitir dióxido de carbono (CO2), son caras y pueden causar problemas respiratorios o accidentes con consecuencias graves como quemaduras.

Asimismo, al no tener electricidad, muchas de las poblaciones se ven afectadas en aspectos como la educación, pues los niños no pueden realizar sus tareas después del atardecer; la salud, ya que los tratamientos médicos se ven limitados a desarrollarse únicamente en las horas donde hay luz natural y la economía, debido a que los negocios deben cerrarse más temprano y las horas de trabajo son restringidas.

Preocupados ante esta situación, el artista danés Olafur Eliasson y el ingeniero Frederik Ottesen  desarrollaron el Little Sun Project, una iniciativa que utilizando una hermosa lámpara LED, impacta en las áreas que no poseen cobertura de luz, brindándoles la oportunidad de mejorar su calidad de vida entrenando y trabajando con emprendedores locales que construyen negocios rentables y distribuyen la luz de la lámpara Little Sun puerta a puerta.

 

Imagen de previsualización de YouTube

El lanzamiento del proyecto se realizó en el año 2012 en el Museo Nacional Británico de Arte Moderno con el propósito de hacer conscientes a las personas sobre la situación que viven millones de habitantes alrededor del mundo que no tienen acceso a la energía.

La lámpara, que almacena 5 horas de luz natural y tiene 3 años de vida útil, ha transformado la vida de más de 500.000 personas de países como Zimbabue, Etiopía, Kenia, Senegal y Ghana vendiendo aproximadamente  124.000 lámparas y reduciendo 8.300 toneladas de emisiones de CO2.

Little Sun Project también cuenta con una presencia en Europa, Japón y en el continente americano en países como Canadá, Estados Unidos y Colombia. En nuestro país, este proyecto trabaja de la mano con la Fundación Menorah, una entidad ubicada en la capital que trabaja en el desarrollo de proyectos sociales enfocados en la educación.

La lámpara Little Sun tiene un costo de 22 euros. El dinero adquirido a través de su compra es invertido para construir el sistema de distribución y crear más lámparas que puedan ser adquiridas en los países sin cobertura de energía a un precio más asequible, brindando luz a quienes más lo necesitan.

El arte y la ingeniería se unen para concebir ideas brillantes como Little Sun Project, que a través de la utilización de la luz solar no sólo se brinda una mejor calidad de vida para quienes en pleno siglo XXI siguen viviendo en la oscuridad, sino para disminuir paulatinamente la contaminación por el uso de combustibles que afectan el planeta y la salud de quienes viven en él.

Imagen: creativeapplications.net

¿Te gustan la innovación social? ¡Síguenos!

También puede interesarte:

 7 proyectos de energía renovable en pro de un mundo mejor

Mensajes de texto que iluminan comunidades marginadas