Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
¿Qué pasa cuando niños diseñan propuestas para mejorar el mundo?

Design for Change: diseños de niños para cambiar el mundo

Design for Change es una iniciativa que busca empoderar a los niños para que desarrollen ideas que puedan transformar su comunidad.Leer más

Design for Change es un movimiento creado en India por Kiran Bir Sethi, que tiene como objetivo darle a los niños la oportunidad de expresar sus ideas para mejorar el mundo y ponerlas en acción.  

El reto que propone Design for Change es que distintos educadores a nivel mundial realicen un proceso creativo junto a sus estudiantes, que consiste en seguir cuatro simples pasos que desemboquen en la creación de soluciones innovadoras:

1. Sentir

El primero consiste en que los más pequeños entiendan qué sienten las personas de su entorno. Para ello deben realizar tres tareas: mapear situaciones que tengan algún efecto en ellos; discutir los problemas identificados y definir puntualmente la razón por la cual dichas situaciones los perjudican; y, finalmente, dialogar con la gente que hace parte del problema y preguntarles por qué la situación actual no es favorable.

2. Imaginar 

El segundo paso hace referencia a incentivar a los niños a imaginar soluciones para los problemas previamente identificados. En este paso, primero se hace un ejercicio de ideación, donde los niños exploran maneras que podrían resolver la problemática, y después se elige la idea que tenga mayor potencial tenga para producir un cambio: aquella que mayor replicabilidad tenga, impacte a más personas y más duración pueda tener en el tiempo.

3. Hacer 

En este punto se busca llevar a cabo el cambio: los niños planean la solución al problema con ayuda de maestros y padres. Una vez decidido el presupuesto, los recursos y las personas que se van a beneficiar, se implementa la idea, seguida de retroalimentación del proyecto y de una discusión sobre cómo hacer para que el cambio sea duradero.

4. Compartir 

El último paso de este proceso consiste en que los pequeños compartan sus historias en sus comunidades y que las suban a la plataforma virtual del movimiento para inspirar a otros.

Lea también: Dreamfly, sueños colectivos que inspiran al mundo

Para implementar el proceso creativo de manera efectiva, la plataforma de la iniciativa cuenta con una guía completa, que los maestros pueden descargar completamente gratis.

Hasta el momento, el movimiento ha alcanzado alrededor de 34 países, como Portugal, Argentina, México, Singapur, Brasil, Colombia, entre otros, y más de 300.000 colegios, inspirando a cientos de niños, padres y profesores, a creer que ‘cuando se quiere se puede’.

Imagen de previsualización de YouTube

Más allá de empoderar a los niños para que realicen cambios en su entorno, Design for Change es una oportunidad para formar una generación de emprendedores sociales, que desde pequeños sean conscientes de que sus ideas pueden transformar el mundo, que tengan el potencial de impactar positivamente su ámbito personal, su entorno y su ciudad. 

Imagen: Niña riendo de Shutterstock.

Lea también:

TeachUNICEF, lecciones para formar mejores ciudadanos

Change.org, acciones colaborativas para construir un mundo mejor

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.