Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
¿Qué es el coworking?

¿Qué es el coworking?

El coworking, más que una actividad puede considerarse un espacio para el trabajo colaborativo, creado por y para personas que quieran aprovechar al máximo la sinergia que puede existir entre varios saberes y habilidades.Leer más

Cada espacio de coworking es diferente pero tienen algo en común: están diseñados para que el trabajo de las personas dentro de ellos fluya aún cuando no todas hagan parte de una misma compañía u organización. Este nuevo esquema de trabajo está generalmente orientado hacia proyectos, se desarrolla de manera abierta y parte de las habilidades individuales de varias personas puestas al servicio de todo un equipo. Es más flexible y menos estructurado que el modelo de trabajo tradicional. Sin embargo, demanda de las personas un mayor nivel de disciplina, motivación y pensamiento innovador.

El coworking hace parte de un modelo postfordista de trabajo que se desarrolla con más fuerza desde finales del siglo XX. Se da en un ambiente de desarrollo de nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como la telefonía móvil, la banda ancha, la posibilidad de conectarse a internet desde cualquier lugar, del surgimiento de nuevos servicios de búsqueda de información y plataformas virtuales de servicios de salud, educación e incluso de trabajo, y de una especialización flexible y mayor personalización de los productos.

En este nuevo modelo las habilidades individuales, el compromiso y la motivación ya no van dirigidas a una única tarea dentro de una cadena de montaje (como en el modelo fordista de producción) sino que se pueden desarrollar de manera más flexible, proceso que después se traduce en el trabajo colaborativo.

A diferencia de la cadena de montaje, en donde una habilidad específica es explotada ad infinitum, en el coworking se reemplaza la especialización del trabajo por la sinergia entre distintas personas y sets de habilidades. Los proyectos, aparte de ser creados en comunidad, aseguran que los individuos que en ellos trabajan no sólo hagan parte de una colaboración, sino que también aprendan los unos de los otros en el proceso.

Generalmente estos espacios son aprovechados por freelancers para los que el trabajo en casa, por su factor de aislamiento, ya no es una opción y que prefieren rodearse de personas con quienes comparten valores y que están interesadas en aprovechar la sinergia que puede darse cuando se trabaja en comunidad. Son comunidades que se construyen en muchas ocasiones en eventos, reuniones en una galería, en un café o en la sala de un apartamento, y que son resultado de la asociación de personas con ideas y motivaciones similares.

Si lo enfrentamos con psicología humanista, teoría desarrollada por Abraham Maslow y ampliamente usada en en el desarrollo de estrategias de administración de organizaciones, es posible afirmar que el coworking es la realización de la más importante categoría de la pirámide de necesidades del individuo planteada por él: la autorrealización, que detona la moralidad, la creatividad, la espontaneidad y la solución de problemas. Lo que separa al coworking de la teoría de Maslow es que ahora se consideran a los individuos no sólo como unidades, sino como generadores y parte de comunidades. Las necesidades del individuo pasan a ser relevantes como necesidades de una comunidad.

La sinergia entre varias personas que trabajan en conjunto, ya no en una misma línea de producción, pero sí en una misma línea de mentalidad, ofrece posibilidades de creación y desarrollo en todos los ámbitos profesionales. Hoy en día, con la creación de nuevas plataformas en Internet, ya ni siquiera es un requisito estar en el mismo espacio físico, ni siquiera en la misma ciudad, para que se dé un espacio de coworking: el teletrabajo es un modelo no presencial de trabajo que se ha hecho posible por las nuevas tecnologías en comunicación y que permite a las personas concentrarse en actividades laborales y creativas a distancia. La asociación para desarrollar el trabajo colaborativo requiere que las personas estén presentes más que con sus cuerpos con sus mentes, con sus ganas y con sus buenas ideas.

En Colombia los espacios de coworking están en crecimiento. Algunos de los espacios más conocidos son Atom House, Urban Station, HubBog en Bogotá y ESPACIO en Medellín. También Socialcolectivo, una fundación que se inspira en este modelo para impulsar la generación de conocimiento y conciencia colectiva y que ofrece espacios a sus miembros para conectar, colaborar y compartir.

Socialcolectivo, espacio de coworking en Bogotá.

Socialcolectivo en Bogotá.

«Every workspace with flexible structures that is designed for and by people with atypical, new types of work – that is not exclusively for people from one certain company.»

- Nina Poehler

 

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.