Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
¿Pueden los celulares ayudar al planeta?

Fairphone, en pro de la equidad y el medio ambiente

Detrás de la fabricación de algunos smartphones existe una realidad de explotación laboral y contaminación del medio ambiente. Fairphone es un teléfono inteligente diseñado para solucionar estos problemas e impactar de manera positiva la vida de las personas y del planeta. Leer más

Los smartphones son uno de los aparatos tecnológicos que más influencia tienen en la vida de las personas , no solo porque permiten conectarnos con el mundo de una manera más rápida sino también porque simplifica tareas de la vida diaria con aplicaciones para hacer las compras, organizar tareas de la oficina o administrar el dinero.

Sin embargo, es posible que nunca nos hayamos preguntado que hay detrás de la fabricación de los smartphones y por qué algunos de ellos son tan costosos. La fabricación de los teléfonos inteligentes está directamente relacionada con la explotación de minerales como el tántalo, tungsteno, cobre, hierro, níquel, aluminio, estaño, plata, cromo, oro y paladio, en países como la República Democrática del Congo, cuyo conflicto genera que sus pobladores, al necesitar dinero, trabajen en condiciones de alto riesgo y con salarios injustos. En la actualidad, muchas compañías pertenecientes al sector minero promueven el trabajo infantil y contribuyen a la inestabilidad política y económica de los países de donde se extraen los minerales al financiar grupos armados ilegales.

Ante este panorama, en el 2013 se fundó Fairphone, una empresa social holandesa que diseñó el primer teléfono inteligente, que pretende, mediante sus características de sostenibilidad y aporte al comercio justo, transformar la vida de los mineros en la República Democrática del Congo y contribuir a un planeta con menos desechos electrónicos.

Imagen de previsualización de YouTube

Diseño de un teléfono “justo”

Fairphone controla toda la cadena de fabricación, extrayendo los minerales de lugares certificados, contribuyendo a un comercio transparente que no brinda dinero para financiar la guerra. Desde que el proyecto ha sido puesto en marcha, el salario de los mineros en Kivu del Sur, ubicado en la República Democrática del Congo, se ha duplicado y las condiciones de trabajo se han vuelto más seguras equipando a los trabajadores y estabilizando los pozos de extracción.

Además de apoyar una causa social, Fairphone contribuye al medio ambiente gracias a su diseño sostenible; muchos teléfonos celulares son arrojados a la basura porque no tienen una vida útil muy larga y se deterioran con facilidad. Fairphone está pensado para extender la vida del aparato mediante su diseño fácil de abrir y de entender. Bajo el lema “si no lo puedes abrir, no es tuyo” , se motiva a los usuarios para que conozcan las partes que conforman su teléfono y sean capaces de repararlos con la ayuda de tutoriales desarrollados con la empresa aliada iFixit . Quienes deseen arreglar su móvil pueden comprar las piezas de repuestos de las partes que generalmente se desgastan más o también pueden valerse del servicio de restauración que ofrece Fairphone.

Arreglando los teléfonos celulares y extendiendo su vida útil, se contribuye a la disminución de la contaminación por residuos electrónicos. Adicionalmente Fairphone dona dinero por cada teléfono vendido a Closing the Loop, una fundación que maximima la reutilización y el reciclaje de los smartphones en paises como Ghana, donde se recolectan los desperdicios electrónicos de vertederos y otros lugares, se sacan los componentes que pueden ser reutilizados y se comercializan. De esta forma se genera empleo y se contribuye a la limpieza del medio ambiente.

Fairphone esta diseñado con baterías extraíbles y reemplazables y cuenta con la capacidad de tener una sim dual. Sus componentes son intercambiables y se pueden instalar sistemas como Firefox y Ubuntu después de haber realizado la compra.

Este es un claro ejemplo del impacto positivo de la tecnología en nuestras vidas: cómo un simple teléfono celular, que muchas veces tiene un uso banal, puede trascender y cambiar la vida de los trabajadores en países con conflictos armados, aportar a la disminución de la contaminación, crear programas de reciclaje que ayuden al planeta, transformar la relación de los usuarios con su teléfono celular y aportar a un comercio justo y transparente. Estos son los proyectos que sin lugar a dudas, cambian el mundo.

Imagen: i.vimeocdn.com

¿Te gustan los proyectos medioambientales? ¡Síguenos!

 

 

También puede interesarte:

Moda ética: ¿Puede ser la moda un motor para mejorar la sociedad?

Navegue en Internet y ayude al medio ambiente mismo tiempo