Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Mujeres que inspiran

Mujeres que inspiran

En algunos países, la igualdad de género no se cumple a cabalidad. A continuación damos una mirada a la historia de algunas mujeres que se han convertido en agentes de cambio y a las distintas iniciativas que las han empoderado y apoyado en el camino. Leer más

En algunas zonas del mundo, las mujeres enfrentan barreras educativas, sociales y económicas que les impiden desarrollarse en el ámbito laboral y personal. Actualmente, según datos de la UNESCO, alrededor de 66 millones de niñas a nivel mundial no asisten al colegio y según la UNIFAM más de 150 millones de jóvenes son abusadas sexualmente al año. 

Para reducir drásticamente estas cifras, han nacido distintas iniciativas que tienen como objetivo empoderar a las mujeres para que tengan las herramientas necesarias para transformar su situación y el entorno que las rodea. Estos proyectos han sido liderados por compañías como Intel, la cual se ha preocupado por el desarrollo integral de la mujer, y por organizaciones sin ánimo de lucro que buscan proveer educación igualitaria.

Les mostramos la historia de mujeres que han inspirado al mundo entero, demostrando que con la educación, las oportunidades de trabajo y el respeto entre géneros se pueden llevar a cabo ideas realmente significativas.

Líderes transformando el mundo

Monique Coleman, actriz y defensora de los derechos de la mujer; Reby Silverman, estudiante, y Erdina Francillon, estratega de los programas de diversidad de Intel, hacen parte de Intel for Change, una iniciativa que busca entender cuáles son las barreras de la educación en zonas apartadas del mundo.

Estas tres mujeres viajaron a Ecuador para compartir con la comunidad de San Miguel. Durante tres meses, el equipo de Intel for Change convivió con las jóvenes estudiantes y conoció el Girls Club, en donde se enseña a las niñas a convertirse en líderes, a explorar su interior y a entender qué las motiva para así poder darles las herramientas adecuadas para ser emprendedoras e independientes económicamente.

Imagen de previsualización de YouTube

Malala Yousafzai: la lucha por la educación

Con tan sólo 16 años de edad, Malala Yousafzai está nominada al Premio Nobel de la Paz, siendo la candidata más joven de toda la historia, debido a su lucha constante por el derecho a la educación de las mujeres en su país natal, Pakistán.

En el 2009, Malala empezó a escribir un blog para la BBC: bajo un seudónimo denunció la prohibición de que las mujeres no podían asistir a la escuela en su país y condenó la destrucción de 150 colegios a nivel nacional. A pesar de la restricción del gobierno, Malala continuó asistiendo a clases hasta que en el 2012 recibió un disparo en la cabeza por un hombre que pertenecía a un grupo terrorista vinculado a los Talibanes. Sin embargo, la joven sobrevivió al atentado después de someterse a una cirugía reconstructiva en donde se le implantó una placa de titanio y un dispositivo auditivo.

Hoy en día Malala Yousafzai asiste a la escuela en Inglaterra y se ha convertido en un símbolo de resistencia en Pakistán que ha inspirado a cientos de niñas en zonas marginadas del mundo a luchar por sus derechos.

Malala Yousafzai. Imagen: hopesingssobeautiful.org

Malala Yousafzai. Imagen: hopesingssobeautiful.org

Lea también: Tecnología y educación: ¿Aliados o enemigos?

Katherine Bomkamp: la cura para el dolor

Katherine Bomkamp, quién frecuentemente asistía al hospital Walter Reed Army Medical en Washington para adquirir citas médicas para ella y su familia, se dio cuenta de que los jóvenes que habían perdido sus extremidades en la guerra presentaban un problema en común: un ‘dolor fantasma’, que consiste en un temblor o sensación interna de ardor que proviene de los miembros que ya no existen, el cual puede llegar a ser insoportable.

Desde ese momento inició un proceso de investigación en el que se descubrió que el calor podría ser usado para ‘distraer el cerebro y alejarlo del dolor’. De esta manera, a Bomkamp se le ocurrió construir una prótesis que pudiera brindar terapias de calor y así eliminar la molestia de las víctimas del conflicto. La novedosa idea fue finalista en la Intel International Science and Engineering Fair (Intel ISEF) en el 2009 y 2010.

Gracias a su éxito en la feria y al apoyo que le ha brindado Intel, dio inicio a su propia compañía, Katherine Bomkamp International, con la cual pretende conseguir la financiación necesaria para llevar su invento a más de 10 millones de amputados a nivel mundial.

Imagen de previsualización de YouTube

Reshma Saujani: enseñando sobre programación web

Reshma Saujani es la fundadora de Girls Who Code, una organización sin ánimo de lucro que enseña a las jóvenes a escribir un código web y a desarrollar sus habilidades tecnológicas, con la finalidad de otorgarle a las mujeres la misma educación que a los hombres y así darles la oportunidad de que sean competitivas en el mundo laboral.

Girls Who Code ha desarrollado un programa para enseñar sobre las ciencias computacionales en donde por siete semanas las jóvenes se acercan a temas como la robótica, el diseño web y el desarrollo de aplicaciones móviles. Actualmente, Girls Who Code cuenta con ocho programas en cinco ciudades de Estados Unidos y para el 2020 pretende educar a más de 1 millón de mujeres.

Esta organización sin ánimo de lucro ha logrado empoderar a cientos de jóvenes, brindándoles la oportunidad de que entiendan la importancia de la programación web, conozcan el poder que tienen sus ideas y visualicen un futuro laboral próspero.

Imagen de previsualización de YouTube

Sin duda alguna estas mujeres están haciendo la diferencia en sus campos de acción, bien sea desde la medicina, la innovación social, la computación, entre otros, inspirando a cientos de jóvenes a que ‘tomen las riendas’ de su futuro y puedan ser exitosas tanto profesional como personalmente.

Es momento de ver el espíritu emprendedor de las mujeres de las nuevas generaciones, las cuales tienen la fuerza interior necesaria para transformar a la sociedad y acabar con las problemáticas de las que son víctimas todos los días.

 

¿Te gusta inspirarte? ¡Únete a nuestra comunidad!

Imagen: Mujer en bote de Shutterstock

Lea también:

El código un territorio también para mujeres

Moda Ética: diseño y creatividad consciente y sostenible

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.