Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Honda: una marca japonesa rescatando una tradición norteamericana

Honda: una marca japonesa rescatando una tradición norteamericana

El autocinema es una tradición norteamericana amenazada por la era digital. Honda y su “Project Drive-In” intentan rescatarla ¿Por qué?Leer más

El objetivo de Honda es salvar una gran parte de la cultura automotriz: el autocinema. Se proyecta que de no renovar sus equipos de proyección de película a proyectores digitales – renovación que tiene un costo aproximado de 80 mil dólares -, al final de este año muchos de ellos habrán desaparecido. El proyecto, aparte de donar proyectores para 5 autocinemas escogidos por el público, busca financiar la renovación de otros más a través de una campaña en la plataforma de crowdfunding indiegogo.com: Su objetivo es llegar hasta los 100 mil dólares.

Imagen de previsualización de YouTube

Honda ha puesto a disposición del público descargables del proyecto para promocionar los autocinemas en distintas comunidades y el hashtag #SaveTheDriveIn en Twitter para que cada comunidad pueda postular los autocinemas de su localidad para ser  elegidos y recibir la donación de Honda, además de un tour de “Pop-Up Drive Ins” por varias ciudades donde la marca ofrecerá la proyección de una película, “Clowdy with a chance of meatballs”.

¿Cuáles pueden ser los motivos de Honda para salvar una parte de la cultura automotriz norteamericana? ¿Por qué no es una iniciativa de Ford o Chevrolet? En primer lugar hay que dar mérito a que encontraron una gran oportunidad en un problema ajeno a su país de origen. Es una gran campaña para entrar al corazón de los americanos sin perder su identidad, después de todo el lema de la marca es “The Power Of Dreams”. El factor emocional del proyecto es muy fuerte; los autocinemas no son sólo un punto de encuentro para las comunidades, sino también oportunidades de empleo y para muchos el lugar en donde tuvieron su primera cita; se trata de una experiencia que aunque no se ha perdido del todo, no hace parte de la nueva generación.

Pero dejando de lado el sentimentalismo (la oportunidad) debemos tener en cuenta que las ventas de Honda en Estados Unidos disminuyeron el año pasado en un 9.3%. Japón enfrentó desastres naturales entre 2011 y 2012 que afectaron gravemente su economía, restringiendo no sólo la producción de vehículos sino también su capacidad exportadora. Sin embargo, de acuerdo al reporte anual del 2012, la marca se mantiene positiva y le apunta al crecimiento económico norteamericano de los últimos dos años y se ha trazado un objetivo de 1.87 millones de unidades producidas para la mitad de 2014.

Esta campaña seguramente hace parte de una estrategia para afianzarse en un mercado que no ha sido el más favorable en los últimos años. Le apunta claramente a entrar a los corazones de los norteamericanos pero ¿qué tanto va a funcionar? A menos de un mes de terminar el plazo para la financiación en indiegogo.com hay un total de 36.613 dólares sobre un objetivo de 100 mil.

 

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.