Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Glyph, un teatro en casa tan grande como unos audífonos

Glyph, un teatro en casa tan grande como unos audífonos

Glyph empezó con una campaña en Kickstarter en la que en solo 4 horas logró reunir un cuarto de millón de dólares. ¿Qué hace que las personas quieran tanto este «teatro personal»? Leer más

La industria del entretenimiento cada vez necesita  menos espacio para ofrecer experiencias memorables que permitan disfrutar, bajo nuestro control y autonomía, de nuestra música, videojuegos y películas favoritas: en cualquier momento y en cualquier lugar.

Recientemente, un grupo de ingenieros lanzó a través de Kickstarter una campaña para financiar un dispositivo llamado Glyph. Aparentemente puede confundirse con un par de audífonos similares a los Beats, pero Glyph tiene mucha más carne de la que se puede ver. Aparte de audífonos que reproducen sonido de alta calidad, ideales para los amantes de la música, este gadget se transforma en un «teatro personal» con un solo movimiento.

La banda que une a los audífonos tiene un sistema de proyección de imagen más avanzado que el de un televisor: por medio de un sistema constituido de LEDs de baja intensidad, lo que evita el agotamiento y permite un uso continuo más extenso, y de 2 millones de espejos en donde se refleja la imagen, conocido como el Virtual Retinal Display, usted podrá ver imágenes proyectadas directamente en su retina y no sobre una pantalla, una característica hace que la imagen se vea inclusive más nítida que en las pantallas de alta definición.

Funcionamiento del Virtual Retinal Display. Imagen: kickstarter.com

Funcionamiento del Virtual Retinal Display. Imagen: kickstarter.com

Otra característica que convierte a Glyph en un dispositivo muy atractivo, es que no cuenta con un sistema operativo único. De hecho funciona como una pantalla que puede adaptarse a todos los formatos de reproducción de audio y video: si quiere ver una película en Netflix utilizando su iPhone o su Galaxy, sólo tiene que conectar Glyph a su celular por medio de un cable de HDMI.

El dispositivo ha tenido tal éxito en su campaña de crowdfunding, que de una meta inicial de 250,000 dólares ha alcanzado y superado en tan solo cuestión de días más de 744 mil dólares.

Glyph gadgets teatro virtual

Opciones de conectividad de Glyph a otros gadgets. Imagen: kickstarter.com

Sin duda parte del éxito de Glyph radica en la comodidad que ofrece su tamaño, una herramienta que revela el futuro de la industria de «entretenimiento portátil» . Si bien hay productos que se basan en la especificidad para entrar al mercado, como controles de videojuegos adaptables a celulares o audífonos de estudio para el uso diario, la versatilidad de Glyph da un paso adelante en la industria, pero no como un proveedor como Netflix, iTunes o Hulu, sino como un accesorio capaz de integrar esos servicios.

Glyph es el resultado de años de evolución de la industria del «entretenimiento portátil», que inició con el Walkman de Sony y a partir del cual se desarrollaron gadgets como el Discman, el mismo iPod, sistemas de juegos como el Gameboy en todas sus versiones hasta llegar al PS Vita o a un gadget bastante similar a Glyph: el Oculus Rift, un visor de realidad virtual que funciona con visión estereoscópica diseñado para dar al jugador una experiencia ‘inmersiva’ en sus videojuegos.

Productos como Glyph prometen una experiencia de entretenimiento cada vez más personalizada y personalizable, bien sea para los usuarios ávidos de tener una participación cada vez más activa en la construcción de los contenidos que disfrutan, como para toda una nueva generación de desarrolladores independientes que apenas comienza a consolidarse.

Imagen de previsualización de YouTube

Lea también:

Un dron de bolsillo ideal para los amantes de la tecnología y la fotografía

Whill, una silla de ruedas eléctrica amigable y con estilo

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.