Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Este programa cambia la vida de cientos de mujeres por medio del reciclaje

Chureca Chic, moda reciclada diseñada por mujeres empoderadas

Chureca Chic es un programa que capacita a las mujeres de Nicaragua para que fabriquen productos femeninos con materiales reciclados, que después son vendidos en el extranjero. Leer más

Nicaragua es el segundo país más pobre de América Latina y del Caribe después de Haití. Cerca a la capital, Managua, se encuentra localizada la comunidad de La Chureca, la cual está compuesta por alrededor de 900 familias que viven de recoger basura del vertedero local, que utilizan para su uso propio o para vender a las empresas locales.

Desde enero del 2013, una planta de reciclaje opera en la zona proporcionando más de 200 puestos de trabajo. Sin embargo, otra parte de la población aún vive en extrema pobreza y no cuenta con oportunidades educativas ni laborales.

Con la finalidad de empoderar a las mujeres de esta comunidad y brindarles las herramientas y habilidades necesarias para que salgan del paradigma de pobreza, se creó un proyecto llamado Chureca Chic, que consiste en enseñarles a crear productos con materiales reciclados que después son comercializarlos fuera del país centroamericano por medio de una plataforma de e-commerce. El programa se engloba dentro del Earth Education Project (EEP), una iniciativa del Reino Unido que se encarga de mejorar la calidad de vida de las mujeres en Nicaragua, quienes constituyen el 60% de la población nacional. 

Earth Education Project. Imagen: http://eartheducationproject.org/

Earth Education Project. Imagen: http://eartheducationproject.org/

La misión de EEP es poder capacitarlas con las habilidades fundamentales para que puedan ingresar al mundo laboral, convertirlas en agentes de cambio dentro de la comunidad y darles la oportunidad de crear un negocio sostenible y propio.

Para lograr sus objetivos, el EEP organiza encuentros de co-creación con las mujeres de La Chureca, en donde se desarrollan los productos exclusivos. Las ganancias de la venta de estos artículos son dirigidas en su totalidad a sus creadoras. El compromiso que adquieren las estudiantes es asistir a todas las sesiones y realizar una cantidad determinada de objetos durante el mes.

La primera colección de Chureca Chic fue lanzada en septiembre del 2013 en la Semana de la Moda en Londres, la cual está inspirada en la flora y fauna de Nicaragua y en el espíritu emprendedor de las mujeres que le dan vida a cada uno de los productos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También puede interesarte: 8 definiciones de Innovación Social

Además de enseñar a las mujeres técnicas de fabricación artesanales, el EEP alfabetiza a las alumnas más jóvenes y brinda capacitación sobre nutrición saludable y prevención de problemas domésticos. Asimismo, el programa cubre el 50% de los gastos médicos de las mujeres y sus familias, previniendo enfermedades como neumonía, asma, malaria y conjuntivitis, afecciones que son comunes en La Chureca.

Por otra parte, un cuarto de los gastos de EPP son cubiertos con la marca Chureca Chic, mientras que el otro monto restante es fruto de donaciones. 

De igual manera, el programa invita a cualquier persona a sumarse a la causa de distintas formas: comercializar los productos de Chureca Chic en algún mercado local, realizar una práctica social, viajar a Nicaragua y ayudar en las capacitaciones de las mujeres, traducir de Inglés a Español y viceversa el material promocional del proyecto, entre otras opciones.

Imagen de previsualización de YouTube

Chureca Chic, aunque aún esté en etapa de crecimiento y aún no sea cien por ciento sostenible, no es el primer programa que convierte las necesidades locales en oportunidades de negocio. Por ejemplo, Appiario es una escuela en Bahía, Brasil que empodera a sus estudiantes para que desarrollen soluciones digitales para su entorno. De esta manera, estos proyectos son colegios y a su vez, empresas: los individuos están constantemente adquiriendo nuevo conocimiento y creando oportunidades de ingreso.

Estas iniciativas socialmente responsables son muestra de cómo la verdadera innovación social consiste en desarrollar espacios de trabajo colaborativo con los habitantes de una comunidad, con la finalidad de que se sientan personas útiles, emprendedoras y capaces de forjar un futuro próspero.

Imagen: Mujer de Nicaragua de farm4.staticflickr.com

También puede interesarte:

Fashion Compassion, comercio electrónico socialmente responsable

Moda Ética: diseño y creatividad consciente y sostenible

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.