Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
El aprendizaje práctico se toma al mundo educativo

Project Based Learning, más práctica menos teoría

Project Based Learning es una metodología de aprendizaje que propone que los estudiantes aprendan los conceptos académicos a través del desarrollo de proyectos.Leer más

Project Based Learning (PBL) o Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) no es un concepto reciente, pero en los últimos años se ha consolidado como una metodología eficaz de aprendizaje, ya que busca que los estudiantes adquieran conocimiento por medio de la práctica, más que a través de la teoría.

El PBL nació bajo la idea de que los alumnos puedan desarrollar las habilidades que necesitan para ser competitivos en el mundo laboral, entre las cuales se encuentra la resolución de problemas y el pensamiento innovador.

¿Cómo funciona un curso de Project Based Learning?

El maestro inicia el curso con un ‘evento inicial’, en donde se plantea un reto o un problema específico que sea acorde con el currículo académico. Partiendo de dicho problema, los estudiantes deben desarrollar un producto final, bien sea un video, una presentación multimedia, un artículo tangible, entre otros, que sirva como solución.

A partir de ese momento, se divide a los estudiantes en grupos de trabajo donde tienen la posibilidad de intercambiar ideas y llevar a cabo un proyecto con éxito, gracias a la suma de esfuerzos de cada alumno.

A medida que va avanzando el curso, los estudiantes exploran distintos métodos de investigación y emplean diferentes herramientas, que son monitoreadas por el maestro. En el desarrollo del proyecto, los estudiantes tienen la posibilidad de asistir a asesorías y tutorías con el profesor donde se puedan aclarar conceptos complejos y reciban consejos para continuar con su proceso investigativo.

Al finalizar el curso, los estudiantes exponen sus productos finales frente a sus familias, compañeros de clase y maestros, en donde muestran el resultado final de un extenso proceso de investigación y ponen a prueba sus habilidades comunicativas para exponer un proyecto.

Por otro lado, durante todo el curso, los estudiantes reciben constante retroalimentación de sus compañeros y de su maestro, de tal manera que puedan adherir o cambiar elementos en su proyecto. Al brindar retroalimentación, los maestros evalúan el desempeño de cada alumno. En ocasiones es aconsejable utilizar un formato de evaluación específico para monitorear todo el proceso de aprendizaje, de modo que se haga seguimiento de la participación individual.  

El aula de clase se transforma

En el Aprendizaje Basado en Proyectos, el aula de clase se convierte en un espacio para el trabajo colaborativo, donde se permite (e incluso se incentiva ) el error, pues más que la búsqueda de una respuesta correcta, el objetivo es despertar el pensamiento creativo de los estudiantes. Esto permite que cada uno tome decisiones que afecten directamente su proceso de aprendizaje, con la finalidad de reducir el riesgo a la frustración y la actitud negativa frente al estudio.

Según el informe realizado por Intel, en el aula de clase se transforman las  acciones que realizan los estudiantes en las horas de clase: pasan de «memorizar y repetir, a descubrir; de escuchar a reaccionar y tomar responsabilidades; de conocimiento a hechos; de la teoría a la práctica; de ser dependientes del maestro a ser estudiantes empoderados».

El nuevo papel del maestro dentro del Project Based Learning

En una metodología de aprendizaje basado en proyectos los maestros tienen la oportunidad de establecer relaciones sólidas con sus alumnos, pues cuentan con más tiempo para entablar conversaciones uno-a-uno que les permiten entender cómo ha sido el desempeño del estudiante en la realización del proyecto y cómo está asimilando los nuevos conceptos a los que se está enfrentando.

En el PBL, un maestro se convierte en un facilitador o guía del proceso de aprendizaje. Para esto, los profesores pueden brindar los lineamientos necesarios y las metas de cada fase del proyecto.

Habilidades: del dicho al hecho

Cuando se implementa una metodología basada en Project Based Learning, se busca fomentar en el estudiante habilidades que le ayudarán a ser competitivo en el mundo laboral. Por un lado, los estudiante pasan de un aprendizaje pasivo a uno activo, es decir, aprenden mediante la aplicación real de los conocimientos adquiridos. Esto permite que los estudiantes retengan mejor la información para que después puedan adaptarla a situaciones reales.

Además, los estudiantes tienen la oportunidad de decidir y tener voz y voto en el desarrollo de un proyecto, lo cual permite que se interesen aún más en su proceso de aprendizaje, se potencialice su curiosidad y se conviertan en alumnos autónomos.

Gracias a que cada estudiante tiene un papel primordial en cada proyecto, puede desarrollar un pensamiento crítico e innovador, tener la capacidad de resolver problemas, aprender a trabajar colaborativamente, desarrollar competencias comunicativas, adquirir confianza en sí mismo e identificar sus áreas de interés.

Imagen de previsualización de YouTube

Sin duda, el Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología que está revolucionando la educación, pues fomenta en el estudiante habilidades que serán indispensables para su desarrollo personal y profesional, como la comunicación, la colaboración, el pensamiento creativo y el poder de relacionarse con los demás. Si bien la metodología de Project Based Learning está aún en crecimiento y desarrollo, no faltará mucho tiempo para que se consolide como un modelo de aprendizaje y enseñanza efectiva, en donde los alumnos se conecten de manera directa con los conceptos aprendidos y los maestros vean los resultados de su labor como docentes de manera casi inmediata.

Imagen: s1211.photobucket.com

También puede interesarle:

SOLE, un modelo educativo basado en el autoaprendizaje

Educación basada en el Maker Movement

 

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.