Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
De likes a lecciones: las redes sociales en la educación

De likes a lecciones: las redes sociales en la educación

Las redes sociales se han transformado en una herramienta que puede enriquecer el proceso de aprendizaje y las relaciones entre estudiantes y profesores. ¿Cómo implementarlo de manera efectiva en el aula de clase?Leer más

Más allá de ser una herramienta que nos permite comunicarnos de forma rápida con otros, subir fotografías, compartir información, ser parte de diversas comunidades online, entre otras posibilidades, las redes sociales cuentan con elementos que pueden ser muy bien aprovechados por la educación: desde grupos de discusión en Facebook hasta investigaciones realizadas a través de Twitter.

Aunque aún existen muchos profesores escépticos frente a la efectividad del social media en la educación, hoy en día ya algunos maestros están utilizando las redes sociales en pro del aprendizaje de sus alumnos. Por ejemplo, en la educación primaria y secundaria se están usando como un instrumento para gestionar mejor el aprendizaje, en donde los docentes se pueden conectar con los padres, rastrear el proceso académico de cada alumno, crear grupos de discusión y motivar a los estudiantes a compartir contenido.

Por otro lado, en cuanto a la educación superior, las redes sociales suelen ser usadas para fomentar habilidades como el liderazgo, la habilidad para organizar y planear eventos, el razonamiento práctico y la capacidad de hacer curaduría de contenidos y comprender la información que se encuentra en el entorno digital.

Ahora bien, ¿cómo está siendo implementado el social media en la educación primaria, secundaria y superior y cómo llevarlo a la práctica de manera efectiva?

Compartir el trabajo hecho en clase

Es importante que los estudiantes se motiven a compartir contenido de valor a través de las redes sociales, que tenga relación con el programa académico que se está llevando a cabo. Por ejemplo, por medio de un grupo en Facebook se puede invitar a los alumnos a publicar sus trabajos, con la finalidad de que sus pares los comenten o les den like. Esto ayuda a promover el pensamiento crítico y analítico, ya que los alumnos por un lado, deben tener conciencia de lo que publican en la red (redacción, relevancia, claridad) y, asimismo, dar una retroalimentación acertada a sus compañeros de clase.

En la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, la profesora de arte Anna Divinsky creó un curso en iTunes U llamado Art 10: Introduction to Visual Studies, el cual fue adaptado posteriormente como un MOOC en Coursera. En cada clase del curso virtual los estudiantes tenían que compartir su trabajo en redes sociales como Flickr, Twitter o Facebook, con el objetivo de que fueran evaluados por sus propios compañeros, utilizando distintos hashtags y tags. Esto dio como resultado que diferentes estudiantes se organizarán en grupos de trabajo, los cuales compartían lenguaje, intereses comunes y habilidades artísticas similares.

Imagen de previsualización de YouTube

Contenido generado por el estudiante

Una de las maneras más efectivas de empoderar a los estudiantes es a través de la creación de un blog, que fomente su sentido de investigación, su pensamiento crítico y la exploración de un tema determinado que sea acorde con sus intereses.

Un blog puede enseñar a los alumnos elementos básicos del lenguaje digital, desde cómo crear un hipervínculo hasta cómo citar fuentes digitales en un texto. Pero más allá de conceptos técnicos, manejar un blog puede ayudar al estudiante a mejorar su capacidad de síntesis y de análisis y su redacción y ortografía.

Por su parte, KidBlog es una plataforma que le permite a los maestros de los colegios crear blogs individuales para sus estudiantes, que poseen una interfaz sencilla y fácil de administrar. KigBlog le brinda a los profesores la oportunidad de crear una comunidad online con sus estudiantes, donde tienen la oportunidad de monitorear y controlar su desempeño. Asimismo, brinda la posibilidad de que los estudiantes de la misma materia conozcan los blogs de sus compañeros y de esta manera den y reciban retroalimentación.

Imagen: http://kidblog.org/home/#why-kidblog

Imagen: http://kidblog.org/home/#why-kidblog

El uso educativo de los hashtags

Los hashtags de las redes sociales como Twitter utilizados en la educación pueden brindar distintas posibilidades tanto para maestros como para alumnos. Por un lado, los profesores pueden unir todo el material que han compartido sus estudiantes de manera fácil y sencilla, como videos, fotografías, artículos académicos, entre otros, en un mismo lugar y, asimismo, monitorear las discusiones que están teniendo alrededor de una misma temática. Por otro, los alumnos pueden usarlos en su metodología de investigación, pues es una forma de hacer curaduría de los contenidos que están circulando en las redes sociales e identificar los temas que están de tendencia en la web.

Otro uso de los hashtags en la educación puede ser conectar a los estudiantes con expertos para que formulen preguntas relevantes a través de las redes sociales. Por ejemplo, en una clase de periodismo de la Universidad de Nueva York, un profesor invitó a un profesional del campo a dar una charla a un grupo de más de 200 estudiantes, quienes a su vez fueron invitados a realizar preguntas y ‘transmitir’ la sesión en vivo a través de Twitter usando el hashtag #IJNYU. Debido al gran número de alumnos y al uso del hashtag, se creó contenido exclusivo sobre la charla, que después fue resumido por los alumnos para realizar un trabajo académico.

Conectarse con el mundo

Intercambiar ideas y conocimiento con clases de diferentes países puede ser una manera de brindar a los estudiantes una perspectiva global sobre lo que ocurre fuera de las cuatro paredes del aula de clase. Las redes sociales son un medio efectivo por el cual los docentes se pueden conectar con otros maestros y organizar sesiones de aprendizaje conjuntas, que fomenten el trabajo colaborativo.

Por ejemplo, Connected Classrooms es un proyecto de Google que consiste en conectar profesores, alumnos y organizaciones para participar en ‘excursiones virtuales’ a través de Hangouts de Google+, con el objetivo de brindarle a todos los estudiantes la posibilidad de tener salidas de campo y experiencias de aprendizaje enriquecedoras.

Imagen de previsualización de YouTube

Al igual que el proyecto de Google, Mystery Skype es un juego que conecta a grupos estudiantiles de distintas partes del mundo con el objetivo de que tengan una sesión educativa, donde se intercambie conocimiento y se practiquen diferentes idiomas. El juego invita a que los participantes compartan la experiencia a través de Twitter, por medio de menciones y hashtags.

Otro proyecto que va por la misma línea es Global Classroom Project, una red global colaborativa que ayuda a profesores y estudiantes a explorar nuevas maneras de conectarse, compartir, aprender y colaborar con otros grupos educativos a nivel global. Para poner en contacto a las clases, el proyecto utiliza el hashtag #globalclassroom en Twitter, donde se pueden crear temas de interés y establecer cronogramas de sesiones colaborativas a distancia.

Redes sociales para la educación

Gracias a que el social media se ha visto como una herramienta para gestionar de manera más efectiva los procesos de aprendizaje, hoy en día existen ‘redes sociales’ especializadas para la educación, donde los maestros y alumnos tienen un perfil, un homepage y contactos. Los docentes pueden rastrear el desempeño de los alumnos, crear grupos de discusión y trabajo, establecer un cronograma de actividades académicas, entre otros.

En el panorama digital, ya existen Schoology y Endomo, dos softwares en la nube que dan la posibilidad de crear una metodología de enseñanza basada en el trabajo colaborativo, el uso de herramientas digitales y la producción y distribución de contenido académico de calidad.

Imagen de previsualización de YouTube

Sin duda alguna, las redes sociales, más allá de permitirnos comunicarnos y compartir contenido eficientemente, se han convertido en una herramienta que puede enriquecer el proceso de aprendizaje de cada estudiante, ya que fomenta la retroalimentación, el trabajo colaborativo y la creación de contenido que le genere valor a la sociedad y que aumente la comprensión de conceptos vistos en clase.

Si bien es cierto que aún muchos docentes se niegan a utilizar las redes sociales en su metodología, no faltará mucho tiempo para que las instituciones y organizaciones introduzcan en su pensum materias donde tener un perfil social, manejar de manera correcta los hashtags y poder administrar un blog serán los logros que deberán cumplir los estudiantes del nuevo siglo para completar un determinado ciclo académico.

Imagen: medias.photodeck.com

También puede interesarle:

¿Qué es el método OREOH en educación?

Minerva Schools, universidad virtual para jóvenes creativos

 

Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.