Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Crowdsourcing y Ciudades, una mezcla poderosa para el futuro

Beneficios del crowdsourcing para mejorar las ciudades

El crowdsourcing está siendo utilizado como una forma de empoderar a los ciudadanos para que sean partícipes en los procesos creativos y de innovación de los espacios urbanos.Leer más

El crowdsourcing es un término que fue acuñado en el 2006 en un artículo de la revista Wired y es el resultado de la unión de dos palabras: crowd (multitud) y outsourcing (externalización). Esta forma de empoderar a terceros ha sido utilizada en distintos campos de acción como la innovación social, el diseño, el marketing, entre otros, con la finalidad de emplear el talento de los demás para lograr un objetivo colectivo.

También ha sido implementada para darle voz a los ciudadanos, y para invitarlos a ser parte de la construcción o el mejoramiento de los lugares que habitan. Julian Petrin, urbanista y experto en co-creación, define el crowdsourcing aplicado a las ciudades como un proceso de innovación abierta para solucionar problemas públicos.

A continuación les mostramos cómo funciona el crowdsourcing en las ciudades, cuáles son sus beneficios y algunos casos de éxito que comprueban que una buena idea nace de la suma de esfuerzos individuales.

Imagen de previsualización de YouTube

Visibilizar ideas

Dentro de los consejos que plantea Julian Petrin para que el crowdsourcing ciudadano sea implementado con éxito es ‘ofrecer un escenario real’, es decir, que las ideas de las personas se hagan visibles, bien sea por medio de una plataforma, un libro, imágenes, entre otras opciones, para que puedan ser discutidas por otros. Esto puede ayudar a mejorar las relaciones entre las entidades públicas y las personas. También, puede ser útil para conocer cuáles son las necesidades más importantes de los ciudadanos.  

Por ejemplo, Mi Ciudad Ideal es un proyecto de crowdsourcing que invita a las personas a compartir ‘quejas’ sobre Bogotá, que posteriormente son planteadas como preguntas, que pueden ser contestadas bien sea por otros ciudadanos o por expertos de una temática específica (movilidad, reciclaje, infraestructura, entre otras). Además de la plataforma del proyecto, a principios de este año, Mi Ciudad Ideal lanzó un periódico que difunde «las ideas más compartidas y populares de los 140.000 ciudadanos que han propuesto cambios positivos para Bogotá» según afirman sus representantes a Young Marketing.

Imagen de previsualización de YouTube

Participación con un fin

En ocasiones, el crowdsourcing es utilizado para obtener ideas creativas y auténticas de los ciudadanos sobre cómo mejorar los espacios urbanos. Para motivar la participacipación ciudadana desde el primer momento, es aconsejable establecer una promesa y un fin concreto. Esto con el objetivo de que los colaboradores sepan en qué serán utilizadas sus ideas y cómo aportarán a la transformación de su entorno. RELACIONADO: El crowdsourcing usado en la planeación de ciclorutas

Un claro ejemplo es el caso de Los Angeles 2050, que se pusó en marcha en febrero de 2014. La iniciativa consistió en invitar a las personas a compartir su visión sobre imaginan que será la ciudad a mediados del siglo XXI. El fin de esta acción era que los ciudadanos ayudarán a establecer las metas para lograr una ‘ciudad soñada’ y además pudieran proponer acciones concretas para hacer realidad dichos objetivos.

Se recibieron 259 proyectos y más de 70 mil ciudadanos votaron para escoger las 10 propuestas más innovadoras y viables que fueron premiadas con 10 mil dólares para llevar a cabo su idea. La renovación urbana del vecindario de Westwood, la construcción de casas asequibles y sostenibles, la creación de una red de más de 1000 mentores voluntarios para mejorar la educación en Los Ángeles, son tan solo algunas de las propuestas ganadoras.

Imagen de previsualización de YouTube

(Continúa leyendo los Beneficios del crowdsourcing para mejorar las ciudades en página 2)

Páginas: 1 2
Camila Alicia Ortega Hermida
    Obsesionada por el futuro de la educación, la relación entre el aprendizaje y la tecnología como un vehículo para transformar al mundo por medio del emprendimiento y la innovación social.