Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

comentarios
Cámara portátil vs. lente de bolsillo

Cámara portátil vs. lente de bolsillo

Sony introdujo al mercado dos lentes fotográficos portátiles de alta capacidad. ¿Representan una amenaza para las cámaras de bolsillo?Leer más

Si bien es cierto que en el mercado todavía hay cabida para las cámaras de bolsillo, la fotografía ha pasado a ser también territorio de los teléfonos inteligentes. ¿Por qué? Los celulares ofrecen conectividad. Un Galaxy, un iPhone o un Lumia, además de tener una buena calidad de imagen, permiten compartir inmediatamente las fotos que se toman en prácticamente todas las redes sociales del momento. Son cámaras que van desde los 8 hasta los 13 megapixeles y que no ofrecen sólo fotografía sino también video en alta resolución.

Sin embargo, a pesar de las posibilidades que ofrecen los teléfonos hoy en día, para quienes realmente disfrutan de la fotografía puede que estas especificaciones no sean suficientes y es precisamente a estas personas a quienes Sony apunta con su nuevo producto: los lentes QX10 y QX100. ¿Cómo entran en el panorama? Pues bien, no son cámaras ni son accesorios exclusivos para dispositivos Sony. Los dos modelos son lentes portátiles que se adaptan a cualquier teléfono. Sí, ya se han sacado accesorios similares antes. ¿Cuál es la diferencia? Los sensores de captura. La cámara de un celular, sin importar el accesorio, tiene sensores de captura pequeños y cristal de baja calidad.

El QX10 y el QX100 son, en esencia, dos tercios de una cámara; se conectan al celular via Wi-Fi o NFC (Near Field Connection) y no sólo ofrecen una altísima calidad de video y fotografía, también almacenamiento en tarjetas miniSD y Memory Stick, adaptabilidad para trípode y clips que se ajustan a varios modelos de teléfonos que finalmente actuarían como almacenamiento de reserva, visor, obturador y, lo más importante, como plataforma para compartir las fotos y videos en redes.

El logro de Sony es solucionar un problema (en términos de fotografía) de los smartphones: conveniencia sobre calidad y logra amalgamar los dos sin necesidad de crear un nuevo dispositivo móvil. ¿Está el mercado listo para desechar la cámara de bolsillo y reemplazarla por un lente portátil? Quizás no inmediatamente, pero definitivamente existe un mercado para este tipo de productos poco explorado hasta ahora y que está en continuo crecimiento.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Santiago Arango Sarmiento
    Mucho de geek y algo de ilustrador. Aficionado del diseño y en las filas de la co-revolución. Creo en que trabajando, creando y aprendiendo en comunidad se llega más lejos.